Trucos y tips

Crea tus propios floreros reciclados

¿A quién no le gustan unas flores adornando su hogar? Aportan estilo, color, perfume y vida al entorno, y son un elemento decorativo muy estético.

Los hay quién las colocan en macetas, jarrones o floreros comprados. Pero en DIA tenemos espíritu DIY y nos encanta que te pongas manos a la obra con manualidades, te enseñamos a crear tres floreros caseros fantásticos.

Tanto reciclando elementos como dándole nuevos usos a objetos que tengamos por casa, podemos construir elementos decorativos muy originales y creativos.

¡Adelante!

Con botellas de plástico

Para hacer este jarrón colgante necesitarás una botella grande de plástico (de agua o cualquier refresco), tela, una perforadora, pinceles, pegamento, cintas, pompones y los adornos que quieras utilizar.

Corta la botella en dos, justo por la mitad, y quédate únicamente con la parte inferior. Pon pegamento (tipo cola) por toda la superficie y pega el trozo de tela que hayas elegido, que puede ser de cualquier color y tejido.

Con ayuda de una perforadora, haz dos agujeros alrededor del borde para que puedas colgar el florero. Pasa la cinta/cuerda por los agujeros y, por último, decóralo al gusto. Pégale diferentes telas encima, pompones, purpurina, o cualquier adorno que se te ocurra. ¡Y voilà!

Con una bombilla

Simplemente con una bombilla, un alambre, un cuchillo y alicates, podemos construir un florero casero sofisticado y muy estiloso. Como somos muy de reciclaje, utilizaremos una bombilla fundida.

Lo primero que hay que hacer es retirar (con tijeras) la parte inferior de la bombilla, logrando un agujero para poder meter las flores. El alambre servirá para crear la base del florero. Podemos amoldarla de la forma que queramos, con tal de que mantenga la bombilla sujeta.

Etsy

Como es un florero pequeño, recomendamos poner una o dos flores como mucho. Menos es más. ¡Quedará realmente cuqui!

Con un brik

Es uno de los diseños más originales, a la par que fáciles. Tan solo se necesita un envase brik y el elemento decorativo que vayamos a emplear. Nosotros hemos optamos por cordón, que da un toque elegante y estiloso, pero se puede utilizar cualquier material que pueda forrarlo.

No tiene nada de misterio. Corta los dos extremos del envase brik, de modo que quede abierto por ambos lados. Utilizando una pistola de pegamentos termofusible, tienes que ir pegando el cordón alrededor del cartón, con cuidado. No te apresures, es mejor hacerlo lento y bien que tener que repetirlo.

Utilizando un trozo de hilo, haz una trenza de mayor grosor que el cordón con el que hemos decorado el cartón, para que resalte. Una vez terminada y atada con un nudo, pégala en el borde del brik. Para terminar, pinta el envase del color que quieras y ya tienes tu florero casero personal. ¡Nadie sabrá que está hecho a mano!

Imagen vía Etsy.

Posts relacionados

Deja tu comentario

Comentarios 1

  1. Muchas gracias por la información!!!…

    Responder