Trucos y tips

Conserva tus cremas de verano

cremas de verano

Seguro que has escuchado que las cremas de verano o cremas solares no valen de un año para otro. Y es que, hay discrepancias en este asunto, ya que los fabricantes aseguran que caducan, todo lo contrario que lo que consideran las organizaciones de consumidores.

Todos los productos de cosmética deben llevar fecha si caducan antes de los 30 meses. Normalmente, una vez abierto, duran aproximadamente entre 6 y 12 meses dependiendo del filtro, de ahí que digan que no vale el producto de un año para otro. A partir de esa fecha el fabricante no garantiza que el producto proteja de la misma manera.

Una organización de consumidores francesa (UFC-Qué choisir), realizó un estudio midiendo la eficacia de las cremas solares frente a los rayos UVA y determinaron que siguen funcionando transcurrido el periodo fijado en el envase. El secreto está en la forma de conservarlas, porque lo que sí que es cierto es que se someten a altas temperaturas en verano.

Nosotros te damos una serie de consejos si lo que buscas es alargar la vida de tu protector solar.

  1. Lo primero que tendrás que hacer cuando guardes la crema de un año para otro, es limpiar bien el tapón de posibles restos o arena de la playa y taparla muy bien. Si no se cierra adecuadamente, pueden colarse microorganismos que estropeen el fotoprotector.
  2. Intenta siempre mantenerla a la sombra, aunque el envase sea opaco alcanzan altas temperaturas en verano. Por ello, es mejor evitar su exposición. Es mejor conservarla en casa a una temperatura fresca, entre 15 y 20 grados. También es importante evitar guardarla en el baño, ya que la humedad no es muy buena.
  3. Otro truco para aumentar la vida de la crema solar es conservarla en envases de cristal. Es muy raro encontrarlos ya envasados en vidrio, porque resultan incómodos y muy pesados. 
  4. Una vez aplicado lo anterior, antes de utilizar tu crema solar, deberás mirar la textura y color que presenta. Puede ser que, aún así, no se haya conservado bien y puedas quemarte, ante la duda mejor tirarla. O, por el contrario, podrás usarla como crema hidratante o incluso para humedecer zapatos y bolsos.

Algo que debemos tener muy en cuenta, es la correcta utilización de la crema. No te debería sobrar de un año para otro, ya que tenemos que aplicárnosla varias veces a lo largo del día. Además, dependiendo del tiempo de exposición al sol y de nuestro tipo de piel, tenemos 4 niveles de protección solar: Bajo (de 6 a 10), moderado (de 15 a 25), alto (de 30 a 50) y muy alto (+50).

La cantidad debe ser generosa, tampoco sin pasarse, porque eso no implica que proteja más. Tienes que extenderla muy bien en las cantidades adecuadas sin que quede ningún rincón al descubierto.

Siempre aplicar cada dos horas y después del baño, también es recomendable hacerlo 30 minutos antes de la exposición al sol. Incluso en los meses de invierno, la aplicación de protector solar sobre todo en el rostro, es la mejor manera de prevenir el cáncer de piel.

Si quieres saber más, descubre nuestros consejos para elegir una crema solar.

Posts relacionados

Deja tu comentario

Comentarios 1

  1. Manuel

    Los protectores de sol son imprescindibles

    Responder