Recetas

¿Cómo se preparan las croquetas al horno?

croquetas al horno

Las croquetas es una deliciosa manera de aprovechar el excedente de comida que en ocasiones se produce. La única pega que tienen es que debido a la bechamel y a la fritura que exige su receta es un plato bastante calórico y del que no conviene abusar. Sin embargo, existe otra forma de disfrutar de unas deliciosas croquetas sin tener que preocuparse por la báscula. Es tan sencillo como sustituir la sartén por el horno. ¿Quieres descubrir cómo se preparan las croquetas al horno?

Ingredientes para hacer croquetas al horno:

Cómo preparar croquetas al horno

Para comenzar con la receta, desmenuza las sobras del pollo asado. También puedes utilizar los restos del pollo del cocido.

Por otro lado, asa los pimientos verdes a una temperatura de 180º. Cuando estén listos, quítales la piel y trocéalos. Una vez finalizado, mézclalos con el pollo.

Ahora añade la bechamel. En este sentido, puedes utilizar una de las muchas que venden ya preparada en los supermercados o bien hacerla tú mismo. Si esta es tu opción, más abajo te explicamos cómo se hace la bechamel.

Mezcla la bechamel junto con el pollo y los pimientos y deja que se enfríe antes de comenzar a darles forma con la ayuda de las manos y una cuchara.

Después de hacer las croquetas, rebózalas en huevo y pan rallado. Hasta aquí, como verás, su elaboración es muy parecida a las croquetas fritas. Es ahora cuando se produce la verdadera diferencia. En vez de meterlas en una sartén con aceite muy caliente, pon las croquetas en una bandeja para horno forrada con papel vegetal.

Para que queden igual o más crujientes que fritas, repite el último paso y vuelve a pasar por el pan rallado y el huevo.

A continuación, coloca la fuente en el interior del horno y prográmalo a 200ºC durante unos 15 minutos. Transcurrido este tiempo, las croquetas estarán perfectas para servir. Igual de sabrosas, crujientes… pero mucho más ligeras.

Para hacer la bechamel

En el caso de que quieras que tus croquetas al horno sean cien por cien caseras, no dudes en elaborar tú mismo la bechamel. Es muy sencillo, como vas a poder comprobar. Añadiremos la bechamel.

Ingredientes

Para hacer la bechamel, pon un poco de aceite en una sartén y añade dos cucharadas de harina. Cuando ésta esté dorada, añade la leche sin dejar de remover para que no queden grumos. Vete probando la mezcla y no dudes en rectificar el sabor utilizando sal. Fácil, ¿verdad?

bechamelLas croquetas es uno de los platos más versátiles que existen. Puedes hacerlas tanto de pescado, como de carne. Incluso de verduras, como estas croquetas de coliflor y queso. Eso sí, prueba a hacerlas al horno.

Posts relacionados

Deja tu comentario