Hábitos saludables

¿Cuáles son los mejores alimentos para la merienda de mi hijo?

Cuáles son los mejores alimentos para la merienda de mi hijo

Cuando llegan del cole, tus hijos suelen tener un hambre voraz después de haber pasado el día tan activos. Por eso, después de las clases conviene que tomen una merienda que les permita aguantar con energía el resto del día para así hacer deberes y llegar sin penurias hasta la hora de la cena.

Pero, ¿cuál es la merienda ideal? Primero debes saber que esta comida debe representar en torno a una sexta parte de las calorías totales del día. Es un aporte extra de calorías que les va a permitir seguir activos después de una larga jornada en el colegio.

Te traemos sugerencias de meriendas más saludables para los pequeños.

Bocadillo de queso

A la hora de preparar un bocadillo es mejor que utilices pan tradicional, la barra de toda la vida, antes que el pan de molde. Por otra parte, es mejor que el pan sea, además, integral.

Te recomendamos que el bocadillo lleve un queso suave y que sea bajo en grasa, como por ejemplo el requesón o el queso fresco. Puedes combinarlo con dulce de membrillo, ¡seguro que les encanta!

Bizcocho casero y zanahoria

También puedes preparar un rico bizcocho casero, que además será mucho más sano que la bollería industrial. Si lo prepararas en casa, tu bizcocho tendrá la mitad de calorías y contendrá menos grasa y azúcar.

Por otra parte, si lo haces con zanahoria tus hijos se beneficiarán de su contenido en fósforo y vitamina B. La zanahoria ayuda a mantener los dientes limpios y sanos y protegidos frente a las caries.

Yogur con pera

Además de lo rico que suena, combinar el lácteo del yogur con todos los beneficios de la fruta da un resultado perfecto para merendar. La pera puede ir pelada o con la piel; con piel tendrá más vitaminas, pero asegúrate de lavarla bien antes.

Puedes añadir cereales para darle aún más valor nutritivo.

Frutos secos y frutasmejores alimentos para la merienda de mi hijo

Tus hijos también pueden merendar frutos secos (sin sal). Para menores de tres años se recomienda que estén molidos para evitar riesgo de atragantamiento.

Los frutos secos son ricos en fibra, vitaminas y minerales, y contienen grasas beneficiosas para el cuerpo. Por su parte, a los niños suele gustarles el plátano debido a su sabor dulce e intenso.

Bocadillo de jamón y una pera

Por último, el jamón de york o el jamón serrano son las opciones más saludables entre los embutidos para la merienda, pues son los que contienen menos aditivos y sustancias añadidas.

Puedes acompañar la merienda con una pera para dar un toque dulce y un aporte de vitaminas.

Después de la merienda, ¿por qué no hacer manualidades con tu hijo? Te damos algunas ideas 🙂

Posts relacionados

Deja tu comentario