Recetas

Cupcakes de vainilla sin gluten

Hoy, te traemos una receta muy sencilla y rica de cupcakes de vainilla sin gluten. Como ves en la foto, podemos hacerlos muy originales, con colores llamativos pero sobre todo, quedarán muy sabrosos.

Antes de comenzar necesitaremos seguir unos consejos previos a la elaboración. El primero será a la limpieza. Es probable que hagamos estos cupcakes sin gluten cerca de productos que tengan gluten, por lo que es muy importante guardar y limpiar bien la cocina antes para que no haya ninguna traza que pueda contaminarlos.

A la hora de mezclar los ingredientes, es muy importante que éstos se utilicen estando a temperatura ambiente para que se unan bien. Especialmente la mantequilla y los huevos.

Ingredientes para 12 cupcakes

  • 160 g de harina sin gluten Proceli, 165 g de azúcar, 150 g de mantequilla, 3 huevos, 1 cucharadita de levadura química sin gluten, 1 cucharadita de aroma de vainilla y 3 cucharadas de leche.
  • Para el buttercream necesitaremos, 350 g de mantequilla, 600 g de azúcar glas, 1 cucharadita de aroma de vainilla y 9 cucharaditas de leche. Además, podemos utilizar colorantes alimentarios (que no contengan gluten) y decoraciones como virutas, frutos secos, guindas, etc.

Cómo hacer cupcakes de vainilla sin gluten

Empezaremos precalentando el horno a 180 ºC. Mientras el horno coge temperatura, en un bol grande mezclaremos la mantequilla con el azúcar hasta que se forme una crema.

Añadiremos, después, los huevos, uno a uno. Antes de incorporar el siguiente nos aseguraremos de que los anteriores han quedado bien unidos. A continuación, añadimos la harina junto con la levadura. Aunque nuestra harina ya tiene impulsor, vamos a añadirle la cucharadita. Y por último, añadimos la leche y el aroma.

Llenamos los moldes hasta 1/3 de la capacidad y horneamos durante unos 15 minutos, hasta que estén dorados. Podemos pinchar uno de ellos con un palito de madera y si sale limpio, significa que ya están listos. Si no, los dejamos un par de minutos más dentro del horno.

Sacamos y dejamos enfriar nuestros cupcakes mientras vamos preparando el buttercream. En un bol, mezclamos la mantequilla con el azúcar, el aroma de vainilla y la leche, que añadiremos poco a poco hasta obtener el nivel de espesor deseado.

Con ayuda de una manga pastelera y una boquilla rizada decoraremos nuestros cupcakes. Aquí podemos ponernos tan originales como queramos. Podemos añadir guindas, virutas de colores… Solo tenemos que asegurarnos de que lo que usemos para decorar tampoco contenga gluten. Una vez terminados será el turno de… ¡probarlos y disfrutar!

Posts relacionados

Deja tu comentario