Trucos y tips

Decora tu habitación con ropa y accesorios

¿Quién ha dicho que la ropa es únicamente para llevarla puesta? Ciertamente, su función es vestir el cuerpo. Pero, lo que hoy proponemos, se aleja totalmente de este principal cometido. Convertiremos la ropa en un elemento decorativo del hogar.

Sombreros, zapatos, bolsos, trajes de baño, pajaritas, collares, pañuelos, camisas, vestidos, pantalones… Toda prenda es válida para adornar una pared o sala.

Solo se necesita un poco de imaginación y buen gusto. Además, es una opción que te permitirá jugar con la decoración de tu casa y cambiarla fácilmente si en algún momento te cansas.

Ambiente romántico

Si lo que deseas es una habitación con un toque bohemio, saca de tu armario camisas en tonos nude y pastel con transparencias o encajes y cuélgalos de la barra de cortina. Quedan genial como visillos de las ventanas. Además, dejan pasar la luz a través de la tela de manera tenue y difuminada. Le dan al entorno un aire muy romántico.

Camisas transparentes

Ambiente vintage

Otra manera de conseguir este mismo efecto es cosiendo tus pañuelos, de diferentes colores, estampados y tamaños, de forma que quede una única pieza estilo patchwork y que puedas usar como cortina. Y, si quieres un cabecero a juego, coloca otros cuantos pañuelos sobre la cama. También puedes utilizarlos para decorar las sillas de tu dormitorio, comedor o salón. Le dará un toque muy vintage al ambiente.

Si lo que te gusta es que toda tu ropa quede a la vista, puedes optar por un armario metálico o de madera sin puertas, un burro portátil pegado a la pared del dormitorio o colgar desde el techo una rama de árbol, ya sea al natural o pintado de blanco o de color, que funcione como perchero.

Habitaciones infantiles

En la habitación de los niños, puedes colgar ropa infantil sobre las paredes para conseguir ese aire divertido y tierno característico de la infancia. Para lograr un dormitorio más jovial aún, mézclalo con otros objetos como juguetes, fotos y cuadros muy coloridos.

Complementos

Los bolsos, sombreros y otros accesorios como collares, pulseras, pajaritas y corbatas, funcionan fenomenal para decorar paredes enteras a modo de expositor. Es una manera de almacenarlos en algún lugar y a la vez ornamentar la sala de manera original.

Sombreros en la pared

Otras ideas más sencillas para decorar la casa con ropa y accesorios, pueden ser, por ejemplo, enmarcar una prenda sobre la pared o utilizar unos zapatos como sujetalibros en una estantería. También llenar un tarro con botones e introducir flores de plástico dentro o colocar una bandeja con tus gafas de sol como centro de mesa.

¡Arriba la imaginación! ¿Estás pensando ya cómo decorar las habitaciones con prendas de vestir?

Imágenes: scathingly brilliant y lavitrinedespoupees.

Posts relacionados

Deja tu comentario

Comentarios 1

  1. Manuel

    Hola Caracola

    Responder