Niños y familia

Desodorante para niños: tipos y cómo elegir el mejor

desodorante para niños

Existe la creencia de que los niños no tienen olor corporal y por lo tanto no necesitan desodorante. Sin embargo, se puede dar el caso de que, a partir de cierta edad, más o menos sobre la preadolescencia, el niño comience a desprender cierto olor sobre todo cuando suda. Si tu hijo se encuentra en esta situación, no te apures, ha llegado el momento de que tu “pequeño” incorpore el desodorante a su rutina de higiene. Lógicamente, estamos hablando de un desodorante para niños específico.

¿Por qué huele el sudor?

Antes de contarte en qué consisten los desodorantes infantiles, es importante explicarte por qué le empieza a oler el sudor a un niño.

Generalmente, la respuesta a esta pregunta la encontramos en las bacterias de la piel, que, al entrar en contacto con el sudor, desprenden ese mal olor característico. A partir de los 10 u 11 años, las hormonas empiezan a prepararse para el gran cambio que experimentará el niño en poco tiempo. Uno de ellos, es que las glándulas sudoríparas, que se concentran en la axila, comienzan a trabajar de diferente manera a como lo habían hecho hasta ahora y por esa razón, cuando el niño suda, comienza a desprender mal olor.

En otros casos, el mal olor del sudor se debe a una anomalía. La sudoración excesiva en niños recibe el nombre de hiperhidrosis, mientras que bromhidrosis hace referencia al trastorno por el cual el sudor de los niños pequeños adquiere un olor anormalmente intenso o desagradable. En ninguno de estos dos casos se trata de una enfermedad peligrosa, pero sí puede acarrear muchas molestias.

hiperhidrosisNo obstante, y sea la razón que sea por la cual el niño huele a sudor, la solución la encontramos en utilizar desodorante para niños. ¿Quieres saber cómo son y en qué se diferencian de los de adultos?

¿Cómo es un desodorante infantil?

Si estás en la situación de tener que comprar el primer desodorante para tu hijo, posiblemente no sabrás por cual decidirte. Pues bien, lo más importante es que el producto debe respetar la piel del niño, que aún es muy delicada. Por eso, los desodorantes para niños no incluyen parabenos, ni aluminio ni tampoco triclosán. Por supuesto, sus fórmulas tampoco deben incluir alcohol ni ningún tipo de perfume.

Si eres aficionado a la cosmética “homemade”, también tienes la opción de preparar tú mismo el desodorante de manera natural. Estas son algunas ideas:

  • Haz que se lave las axilas con té verde.
  • También puede echar un chorrito de vinagre en el agua con el que se lava.
  • Otra opción eficaz es preparar una infusión de romero, hierbabuena y menta. Cuando esté preparada, mézclala con zumo de limón, y después que limpie la zona con este preparado.

Consejos para que el niño no huela mal

No obstante, para erradicar el mal olor no basta con utilizar desodorante para niños, por muy eficaz que éste sea. El niño tendrá que seguir una rutina de higiene diaria y constante. Siguiendo estos consejos:

  • Se tiene que bañar a diario. Incluso más veces, si suda mucho, especialmente en verano o bien después de hacer deporte.
  • Asegúrate de que se seca bien, pues si queda humedad en ciertas partes puede provocar un molesto mal olor… e incluso hongos.
  • Tras la ducha, ha de ponerse ropa limpia. De otra forma, el olor persistiría.
  • En la medida de lo posible, que utilice ropa de algodón 100%, pues existen algunos tejidos que favorecen la sudoración y los malos olores.

Si quieres saber más de desodorantes naturales, no te pierdas este post donde explicamos los beneficios de utilizar desodorante sin aluminio y otras formas de mantener a raya el olor corporal.

 

Posts relacionados

Leave a Reply