Recetas

Día de La Tierra: un minihuerto de especias en casa

día de la tierra

Para crear una sociedad más respetuosa con el entorno, es fundamental que cada uno aporte su granito de arena con el que contribuya a cuidar el planeta. Un buen día para comenzar con este propósito puede ser el  Día de La Tierra, que se celebra el próximo domingo 22 de abril. Y una buena actividad puede ser crear un minihuerto de especias en casa.

¿Te animas?

Cada vez son más las personas que deciden organizar un huerto urbano en su propia casa, no solo por el hecho de entretenerse, que también, sino porque cultivando tus propios alimentos de manera ecológica estás contribuyendo con la economía doméstica y cuidando del medioam.

Existen diferentes maneras de diseñar un huerto urbano, siendo el espacio y el tiempo disponibles  lo que determina el tipo de huerto y de cultivo. Así, si dispones de un amplio jardín y de mucho tiempo libre, aprovecha la oportunidad de cultivar frutas, verduras y hortalizas. Pero si por el contrario, solo cuentas con un espacio reducido y poco tiempo libre, prueba a organizar un huerto vertical  en el que puedas tener especias y hierbas aromáticas que podrás utilizar como sazonadores naturales en tus platos.

paisaje

 

Como hacer un minihuerto casero paso a paso

Independientemente de lo pequeño que sea el tamaño de tu zona de cultivo, si sigues con atención los siguientes consejos tendrás un huerto que se convertirá en la envidia del vecindario.

  1. Elige un lugar que reciba la luz solar la mayor parte del día. Y si tienes animales, será mejor que coloques una pequeña protección alrededor del minihuerto.
  2. Hazte con unas macetas o con una caja de madera (sirven las de la frutería) o de mimbre. Si has elegido una caja, forra el interior de la misma con plástico y hazle unos agujeros pequeños para permitir que el agua sobrante del riego se pueda drenar y no se acumule en las raíces pudriendo así la planta.
  3. Pon en la maceta una base de piedras para permitir el drenaje y echa encima un sustrato de semillero. Este lleva bastante turba y un porcentaje alto de arena que facilita el desarrollo de las semillas. Como se trata de un cultivo intensivo es recomendable añadirle abono orgánico, no debes usar abonos artificiales en plantas que están destinadas al consumo humano.
  4. Coloca las semillas elegidas sobre el sustrato. En los paquetes ya suele indicar la cantidad de semillas a echar, la distancia entre ellas y todos los detalles que necesites saber.
  5. Encima de las semillas pon un poco de más sustrato y haz algo de presión sobre la tierra. Deja de margen 3-5 cm para que al regar no tengas problemas.
  6. A continuación, riega en función del agua que necesite cada planta y espera a que comiencen a salir los primeros brotes.
  7. Una vez ya tengas los primeros brotes por ejemplo de lechugas o rabanitos, puedes cortarlos sin llegar hasta la base para que puedan seguir brotando.

Y ahora que ya sabes cómo hacerlo, descubre cuales son las ventajas de poner un huerto en casa.

Posts relacionados

Deja tu comentario