Decoración, Trucos y tips

Diseña tu propio felpudo para la entrada de casa

Cuando haya invitados en casa, es importante que se sientan cómodos desde el principio. Aunque el felpudo a veces pase desapercibido, es el primer elemento visible antes de entrar a cualquier hogar. Los hay de colores, grandes, pequeños, sencillos o más artísticos.

Son fáciles de hacer, económicos y reflejan un poquito de nuestra personalidad.

Por eso, te animamos a que lo diseñes tú mismo y te damos algunas ideas para hacerlo.

“Bienvenido a Casa”

Quizás algo tradicional, pero muy acogedor y lleno de buenas vibraciones. Desde el momento en el que tus invitados lo vean, se sentirán bienvenidos y despertarán una sonrisa en sus caras. Se pueden utilizar letras en diferentes fuentes, tamaños y colores, mientras sea legible. Aunque, lo más común es escribirlo en español, se puede escribir en diferentes idiomas para darle un toque internacional a nuestro hogar.

Arte creativo

Es un felpudo para los más creativos. Te recomendamos que te dejes llevar y le des rienda suelta a tu imaginación. Decora tu felpudo con dibujos o siluetas artísticos que le den un aire interesante. Por ejemplo, algo que te represente o que muestre algo de tu personalidad. Si hay niños en casa, es aconsejable que contribuyan. Es muy sano para fomentar su creatividad y les hará mucha ilusión. Se pueden usar todo tipo de herramientas, plantillas y sprays de pintura de diferentes colores para conseguir un resultado más divertido y colorido.

Láminas de frases

Otra buena opción son las frases inspiradoras o motivadoras. Proverbios, frases hechas o refranes, todas sirven. Elige la que más te guste y dale un toque personal. Para asegurar un resultado perfecto, es conveniente que practiques antes en un papel, para calcular el tamaño de la letra, ya que esta dependerá de las dimensiones del felpudo. Se pueden utilizar pinturas, rotuladores y purpurinas de colores para que quede más estético. Hay que asegurarse de proteger la zona para evitar dejar manchas en el suelo o en las paredes.

Formas

Por último, otra alternativa es transformar el felpudo en lo que más te apetezca. Un animal, una forma geométrica, un símbolo… solo es cuestión de echarle imaginación. El primer paso consiste en dibujar la forma que queramos con un lapicero, por si nos equivocamos. Después habrá que recortar la silueta, usando un cúter. Finalmente, se decorará al gusto. ¡Sorprenderás a todos los invitados!

Estos son solo algunas de las ideas para diseñar un felpudo personalizado. Puedes apoyarte en cualquiera de estas, o en otra que se te ocurra, para diseñar el tuyo propio.

Posts relacionados

Deja tu comentario