Niños y familia

Disfraces originales y sencillos para Halloween. DIY

disfraces Halloween

Quedan pocos días para celebrar la noche más terrorífica del año y ha llegado el momento de que decidas cómo vas a ir disfrazado. ¿Aún no sabes de qué y tampoco quieres gastarte mucho dinero? No te preocupes, nosotros te ayudamos dándote algunas ideas tanto para ti como para los peques de la casa. Y lo mejor es que son tan sencillos de hacer que podrás hacerlos tú mismo.

Disfraces para los adultos…

No hay Halloween que se precie si no existe una bruja dispuesta a utilizar su escoba con todo aquel que se le acerque. Si esta es tu elección para la noche del 31 de octubre lo que tienes que hacer es escoger prendas de color negro para que haga de vestido. Incluso, puedes ponerte una chaqueta larga con capucha para rematar el disfraz.

El gorro puedes hacerlo con cartulina o con goma eva. Si le quieres dar un toque de color, hazlo en color morado, que también puede ser el color para tus medias. En cuanto al calzado, utiliza unas botas o botines de tacón y punta en color negro.

¡Y por último, no olvides la escoba!

Cualquier miembro de la Familia Addams es adecuado para una celebración como ésta. Para ser la Miércoles Addams de tu fiesta, tan solo necesitas ropa negra. Puede ser un vestido de manga larga y falda corta, o falda corta y jersey negro. Lo más importante es que sea un total black y que puedas llevar por fuera del jersey un cuello blanco, ya sea de pico o redondeado.

Con dos trenzas y pintándote su archiconocido pico en la frente, ya estás lista para dar miedo.

¿Eres seguidor de ‘The Walking Dead’? Pues esta noche es la idónea para imitar a tus ídolos. Para conseguir ser un auténtico zombi lo que tienes que hacer es impregnar la ropa en barro. También puedes usar algo de talco, tierra y arcilla. Puedes combinarlo como quieras, comprobarás que después de pasártelo bomba ensuciando tu ropa, el disfraz quedará de lujo. Después, añádele toques de sangre mezclado con tintes negros, para simular la sangre seca.

Para el peinado, ponte abundante cera en el pelo. Otro truco para ensuciarlo es lavarte la cabeza con miel. Te lo dejará muy pringoso, lo cual es perfecto para el disfraz, pero también estarás aplicando al pelo un chute de hidratación y brillo.

…y los niños.

¿Quién dijo que Halloween no es una fiesta para bebés? Un disfraz muy popular para los niños, que aún no andan, es el de bebé momia. Para hacerlo necesitas un body blanco, al que puedes colocar gasas o tela blanca cortada en tiradas con la ayuda de alfileres y cosiéndola en los extremos. Y por último, colócale unos ojos en los laterales. ¡Para comérselo… a besos!

Además de brujas, momias y fantasmas, en Halloween también hay murciélagos. Para realizar este disfraz necesitaremos una camiseta y pantalón negro. Y para las alas, utiliza un paraguas y córtalo por la mitad y cose cada una de las partes a cada manga de la camiseta y a la espalda. ¡La noche se les pasará volando! 😉

Para que tu hija se convierta en la muñeca diabólica de la fiesta lo que tienes que hacer es ponerle una camisa blanca y una falda de tul negra. Y por último, completa el vestuario con unos tirantes negros, decorados con motivos de Halloween, y unas medias blancas. ¡Terriblemente preciosa!

Y por supuesto, no puede faltar el fantasma del grupo. Puedes hacerlo al modo tradicional, utilizando una sábana y haciéndole dos agujeros a la altura de los ojos. O si lo quieres más sofisticado, utiliza tutú blanco, camiseta y medias blancas. Con una cartulina negras dibujarás la boca y los ojos que podrás pegar después en el disfraz. Boooh!

Ahora que ya no tienes excusa para participar en el truco o trato con los más pequeños, te damos algunos consejos para preparar tu fiesta de Halloween perfecta.

Posts relacionados

Deja tu comentario