Hábitos saludables

Edulcorantes y sustitutos del azúcar naturales y artificiales

Edulcorante

Estudios científicos aseguran que el consumo excesivo de azúcar, especialmente el blanco, está directamente relacionado con la obesidad, la diabetes y a la aparición de enfermedades vasculares, e incluso, algunos tipos de cáncer.

Aunque bien es cierto que hay que ponerle freno al azúcar, tampoco se trata de privarnos del toque dulce en todas nuestras comidas. Por esta razón, ha llegado el momento de que los más golosos busquen edulcorantes sustitutivos , que los hay y son muy variados, tanto naturales como artificiales.

Os hacemos una lista de los más comunes.

Stevia

Es sin duda el primero de la lista porque es el más natural y el más dulce. Estos últimos años se ha hecho cada vez más popular y la puedes encontrar tanto en formatos artificiales como en líquido o sobrecitos, y natural, es decir la planta, la cual debes hacer infusión.

En cuanto a sus propiedades, debes saber que la stevia no contiene calorías, por lo que no aumenta los niveles de glucosa en la sangre.  Además, es un hipotensor suave, que regula los latidos del corazón y baja la presión si está muy alta. Es ideal para los diabéticos, facilita la digestión y las funciones del intestino, contrarresta la fatiga, y además nutre el bazo, el páncreas y el hígado.

Miel

Se trata del sustituto para el azúcar más conocido de todos. Tiene un sabor maravilloso y ofrece muchos beneficios nutricionales. Es rica en vitaminas, antioxidantes, minerales, enzimas, fitonutrientes, carbohidratos y aminoácidos, y además nos aporta propiedades antibacterianas y antimicrobianas. Si bien es cierto que tiene más calorías que el azúcar blanco, también es más dulce, por lo que las cantidades son menores.

Sirope de Agave

Es originario de México, muy usado en este país. Su índice glucémico es 30, menos de la mitad que el azúcar refinado (tiene 65). Esto quiere decir que el organismo lo digiere y absorbe mucho más lentamente.

Hay dos tipos de sirope de agave en las tiendas, en forma de jarabe más o menos oscuro. Es un 25% más dulce que el azúcar blanco y se puede usar de la misma manera que la miel, porque su consistencia es similar.

El agave ofrece mucha cantidad de insulina, que hidroliza la fructosa, lo que le convierte en un producto especialmente indicado para aquellas personas con alguna disfunción urinaria

Jarabe de arce

También conocido como Maple, proviene de la savia de los árboles de arce, los cuales crecen de manera natural en las regiones más frías de Norteamérica. El sabor es muy parecido al caramelo y se suele utilizar para acompañar las tortitas y aderezar los helados.

El jarabe de arce natural puro es muy caro pero es muy nutritivo y dulce. Además, ofrece minerales importantes como el zinc, el magnesio, el calcio y el potasio, así como proteínas, riboflavina y más de 20 antioxidantes.

Azúcar de coco

Es un endulzante natural y muy popular en la cocina asiática, y está empezando a ser conocido ahora en occidente. Tiene el mismo índice glucémico que el sirope de agave y esa es solo una de las razones por las que su consumo está cada vez más presente en todo el mundo.

El azúcar de coco tiene niveles muy altos de minerales, más que cualquier otro edulcorante natural. Además, como extra, aporta vitamina C.

Melaza

Se extrae de diferentes cereales como el maíz, la cebada o la caña, entre otros. También se obtiene melaza de las frutas, bayas o vegetales en su proceso de fermentación. De todos los endulzantes podría decirse que es el que está primero en relación a la salud y la nutrición. Es más suave, digerible, sana y nutritiva que el azúcar refinado o los edulcorantes artificiales. Además, la melaza tiene un alto contenido en hidratos de carbono, vitamina B y minerales (potasio, calcio, hierro, cobre, ácido fosfórico y magnesio).

Panela

Y por último… ¿Sabes qué es la panela? en esta lista de edulcorantes naturales no podía faltar. Se trata de un azúcar extraído directamente de la caña de azúcar y que está sin refinar. Muy recomendable si quieres algo similar al azúcar pero más sana.

Posts relacionados

Deja tu comentario

Comentarios 1

  1. María José.

    Me parece muy interesante la información, y me gustaría seguir recibiéndola

    Responder