Moda y belleza

Cómo elegir una crema antiarrugas

crema antiarrugas

Afrontar las tan temidas arrugas no es solo algo que se deba a hacer cuando se alcanza una determinada edad o bien estas ya han aparecido. De hecho, no hay mejor tratamiento antiedad que la prevención. Por eso, cuanto antes  le demos a nuestra piel lo que necesita, más tardará en mostrar los primeros signos de envejecimiento.

Hoy te contamos en qué debes fijarte a la hora de elegir la crema antiarrugas que mejor se adapte a tu piel y a tu edad. ¡Toma nota!

Cada edad tiene su crema

Para elegir una crema antiarrugas son muchos los factores que hay que tener en cuenta. Pero uno de los más importantes es la edad. Obviamente, no necesita el mismo producto una piel de 30 años que una de 60, pues cada una exige determinados cuidados.

  • Por ejemplo, una piel joven de 20 años necesita una crema que sea limpiadora, para eliminar las impurezas de la calle y el maquillaje, y luego una hidratante. Recuerda exfoliar el rostro una o dos veces al mes, antes de aplicar la crema.
  • Entre 30-40 años se necesitan cremas con vitamina E y vitamina C, que son excelentes antioxidantes, además de otros minerales. También necesitaremos sérums con ácido hialurónico que nos ayudarán a darle brillo al contorno de los ojos. Además, consigue una leche limpiadora libre de alcoholes y perfumes.
  • Y ya con la edad madura, comienzan a verse los primeros signos de envejecimiento si no has estado cuidando el rostro como se debía hacer. En este momento, la piel requiere despigmentantes e hidratantes profundos para mantener la piel tersa y bien hidratada, además de un toque de ácido hialurónico. Siempre es bueno tener en el bolso algún spray humectante para el rostro.

Dime qué piel tienes y te diré qué cosmético necesitas

También el tipo de piel que tengas determinará qué tipo de crema antiedad es mejor para ti. De este modo:

  • Las pieles secas tienen especial tendencia al envejecimiento prematuro por la fragilidad de la dermis que presentan. Por ello, necesitan cremas antiarrugas que favorezcan su hidratación como aquellas que son a base de aceites, contienen ácido hialurónico y llevan protección solar.
  • Las pieles grasas, por el contrario, tienen un aspecto oleoso y con frecuentes impurezas que deben tratarse con cosméticos libres de aceite. Son muy adecuadas las cremas antiarrugas en formato gel y de fórmulas ligeras.
  • Las pieles sensibles necesitan cremas antiarrugas que sean hipoalergénicas y sin perfume para que, además de actuar contra las arrugas y líneas de expresión, calmen la piel en profundidad.

Los imprescindibles

El mercado ofrece muchas y variadas cremas antiedad con diferentes componentes. Aquí tienes algunos que no deben faltar en la que elijas:

  • Colágeno: un componente imprescindible para atenuar las arrugas y recuperar la flexibilidad de la piel.
  • Elastina: encargada de actuar contra la flacidez de la piel del rostro y proteger la tersura de los tejidos de la dermis.
  • Ácido glicólico: un importante componente que proporciona una completa restauración de la piel al mismo tiempo que la hidrata.
  • Antioxidantes: sustancias anti-envejecimiento que combaten los capilares libres y proporcionan volumen y relieve a la piel, frenando en el proceso de formación de arrugas.
  • AHA: ácidos que se encuentran en los frutos cítricos y que aportan luminosidad al cutis y alisan las líneas de expresión del rostro.

Para  obtener resultados, no solo basta con elegir la crema antiedad que mejor se adapte a tu piel, también es importante saber cómo aplicársela para que sea efectiva. Recuerda que para eso debes extenderla en la dirección contraria a la arruga dando ligeros toquecitos con las puntas de los dedos y siempre sobre la piel bien limpia. Por último, no te olvides que la constancia es tu mejor aliado en la lucha contra el envejecimiento. Y que esta debe comenzar cuando se es joven. P

No obstante, parecer más joven no es algo que se consigue solamente desde el exterior. ¿Conoces los beneficios de beber agua con limón? ¡Contribuirás a mejorar el estado de tu piel! Lee el porqué.

 

Posts relacionados

Deja tu comentario