Moda y belleza

Elige las gafas que mejor sientan a tu tipo de cara

Las gafas de ver son un accesorio realmente chic, dan personalidad al rostro y representan una seña de identidad. Aun así, hay que cuidar su elección ya que, dependiendo de las facciones y forma del rostro, el color de la piel y el pelo y la montura de las gafas, nos sentarán mejor unas que otras. Te damos algunos consejos para que des con las perfectas para ti:

Rostros redondos

Si tienes un rostro redondo, es aconsejable optar por gafas con monturas gruesas, cuadradas o rectangulares, evitando añadir más redondez a la cara. Si eres una persona atrevida y fan de la originalidad, ¿por qué no pruebas con figuras geométricas como hexágonos o estrellas? Aportarán un aire retro y estilizarán el rostro.

Rostros cuadrados

Los rostros cuadrados tienen la oportunidad de lucir de manera espectacular lentes redondas o de aviador, que son súper estilosas y están muy de moda. También se pueden elegir gafas del tipo ojo de gato, que además de reducirle geometría al rostro, aportan un toque femenino fantástico. ¡Y eso nos encanta!

gafas vogue

Rostros alargados

Los modelos grandes y de monturas rectas son los más apropiados para rostros alargados. Ayudan a acortar la distancia entre la frente y la barbilla y equilibran la forma facial.

Rostros ovalados

Si es el tuyo, ¡tienes suerte! Los rostros ovalados permiten cualquier tipo de gafa; grandes, pequeñas, redondas, cuadradas o con ángulos marcados. Considera el color de las gafas, de tu propio pelo y de tu tono de piel para lograr contrastes resultones.

Tamaño de la nariz

Si tienes una nariz notable, ya sea por su longitud, anchura, o el tamaño del puente, las gafas adecuadas serán esas anchas o largas que la disimulen, destacando otras facciones del rostro. En cambio, si la nariz es pequeña, es conveniente probar con monturas de puente fino.

Color de pelo y tono de piel

Con pieles claras y cabellos oscuros, las gafas que más favorecen son las de montura oscura o tonos chillones que aporten un toque de color y contraste. En cambio, con pieles oscuras y cabellos claros, los modelos más acertados son aquellos en tonos pastel y suaves.

Así que ya sabes, se acabó eso de “¡qué mal me sientan las gafas!”. Todo es cuestión de escoger unas que combinen con nuestras facciones y forma facial. Sigue nuestros consejos y hazte con un buen par de gafas, ¡seguro que te sientan de escándalo!

Imagen vía Vogue.

Posts relacionados

Deja tu comentario