Hábitos saludables

Eliminar anisakis en el pescado: más vale prevenir

anisakis

Que el pescado fresco es un alimento muy saludable, no hay duda. Pero, no por eso hay que excluir otras presentaciones como el pescado congelado, que puede llegar a ser igual de rico y saludable que el fresco. Incluso, más seguro, ya que con su consumo no correremos el riesgo de coger el anisakis.

Como ya sabes, se trata de un parásito que vive en el intestino de los peces.

Si tenemos la mala suerte de comer pescado infectado, puede provocarnos una alteración digestiva de mayor o menor gravedad y posibles reacciones alérgicas derivadas.

Para evitarlo, tenemos dos opciones: limpiar muy bien el pescado fresco y congelarlo después, o bien comprarlo congelado directamente.

Si te decides por esta segunda opción, debes saber que los alimentos congelados conservan sus propiedades nutricionales si se hace adecuadamente. Y, en el caso del pescado, su consumo es igual de saludable que el fresco. No obstante, aquí te hacemos un resumen de las ventajas que tiene consumir congelados.

Pescado congelado

Tienes que tener claro que el pescado congelado es muy seguro. No solo porque no tiene anisakis, si no porque cuando se captura en alta mar es procesado inmediatamente. Los barcos son una auténtica fábrica flotante. Aquí, le quitan las vísceras al pescado recién cogido y se le introduce en cámaras que están por debajo de los -40 ºC. Esto permite una congelación muy rápida. Además, evita la formación de cristales, por lo que ayuda a preservar la textura del pescado.

El pescado crudo congelado, siempre y cuando se haya respetado la cadena de frío, puede ser un alimento mucho más fresco que mucho pescado que se vende como tal. Además, conserva intactos la mayoría de sus nutrientes, aunque en algunos casos la congelación destruye algunas vitaminas.

Para conseguir un resultado óptimo, es importante que lo conserves adecuadamente en casa. Para ello, debes meterlo rápidamente en el congelador a una temperatura por debajo de los -18 ºC y, en esas condiciones, según el tipo de pescado que sea, te aguantará más o menos tiempo. En este punto, es fundamental que te leas las instrucciones que se incluyen en el envase.

A la hora de descongelarlo, debe ser lo más lenta posible. Saca el pescado del congelador y mételo en la zona del frigorífico, para que vaya ganando temperatura de manera gradual. De esta manera, disfrutarás de un delicioso plato de pescado, sabroso, suave y muy sano.

Por el contrario, si descongelas a temperatura ambiente, se formarán cristales grandes de hielo y notarás que el pescado está reseco.

Y si el pescado es seguro y saludable, qué decir de la cantidad de propiedades que tienen las verduras congeladas.

Posts relacionados

Deja tu comentario

Comentarios 5

  1. Jesus

    Hay que secar lo antes de congelarlo?

    Responder
  2. Victoria Carmona Gonzalez

    Me parece interesantisimo el comentario que hacen Vdes con respecto al consumo de pescado, para evitar coger Anisakis. Gracias
    Atentamente Victoria Carmona

    Responder
  3. Car

    Me parece interesantisimo la publicación que hacen Vdes. Con respecto a la utilización de los pescados, Gracias
    Atentamente Victericia Carmona

    Responder
  4. Car

    Me parece interesantisimo la publicación que hacen Vdes. Con respecto a la utilización de los pescados, Gracias
    Atentamente Victericia Carmona

    Responder
  5. Car

    Me parece interesantisimo la publicación que hacen Vdes. Con respecto a la utilización de los pescados, Gracias
    Atentamente Victericia Carmona

    Responder