Recetas

Empanadillas

empanadillas bonito

Las empanadillas, sí, las de toda la vida, con su bonito y con su tomate, son una de esas recetas clásicas que no falta en ningún hogar, que a todos nos traen recuerdos de infancia, porque, en efecto, gustan a todos pero especialmente a los más pequeños de la casa. Hacer empanadillas caseras es muy fácil y rápido y te soluciona una cena en un abrir y cerrar de ojos. Si dispones de tiempo puedes hacer también la masa, pero si optas por las obleas para empanadillas las tendrás listas en menos que canta un gallo. ¿Qué más se puede pedir?

Ingredientes para 4 personas:

  • 400 gr. de bonito en conserva.
  • 2 paquetes de obleas de empanadillas.
  • 2 huevos.
  • 200 gr. de tomate natural triturado.
  • 1 diente de ajo.
  • Media cebolla.
  • Medio pimiento verde.
  • Sal.
  • Pimienta negra.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Aceite de girasol.

empanadillas bonitoPaso 1:

Vamos a comenzar con el relleno de las empanadillas. Lo primero es hacer los huevos duros. Acerca al fuego un cazo con agua. Cuando rompa a hervir, introduce el huevo (que no esté frío de la nevera, o se romperá la cáscara) y añade un puñado de sal. Cuece durante 12 minutos. Refréscalo y cuando esté frío pélalo y córtalo en cubitos pequeños, también puedes aplastarlo con un tenedor. Añádelo a un bol y reserva mientras preparas el resto de ingredientes.

Paso 2:

Escurre el bonito en conserva de su aceite y desmígalo con las manos o con un tenedor. Incorpóralo al bol donde está el huevo y mezcla todo bien.

Paso 3:

Pela la cebolla y pícala en una brunoise muy finita, es decir, en daditos tan pequeños como puedas. Pela el ajo, pártelo por la mitad para retirar el germen y cuando tengas las mitades de ajo sin el germen central, pícalos también muy finito. Por último, lava el pimiento verde, quítale las semillas y pícalo también en daditos pequeños.

Paso 4:

Acerca una sartén al fuego con un hilito de aceite de oliva virgen y, cuando tenga temperatura, incorpora la cebolla, el ajo y el pimiento picados. Deja que se pochen a fuego suave. Pasados 7 minutos aproximadamente, cuando la cebolla ya vaya estando blanda y transparente, incorpora el tomate natural triturado. Pon a punto de sal y pimienta negra recién picadas y deja que se cocine todo el conjunto, removiendo de vez en cuando, durante 5 minutos más.

Paso 5:

Pasado este tiempo, retira del fuego junto con el bonito y el huevo duro. Mezcla todo bien y rectifica de sal o pimienta si fuera necesario. Deja enfriar.

Paso 6:

Cuando el relleno de tus empanadillas esté tibio, ve rellenando con cuidado las obleas de empanadillas. No pongas mucha cantidad para que se puedan cerrar. Al cerrarlas, procura dejar todo el aire que puedas fuera y cierra con la ayuda de un tenedor, haciendo unas marcas en forma de rejilla que selle la masa de empanadillas. Así no se saldrá el relleno durante la fritura.

Paso 7:

Mientras vas terminando de cerrar las empanadillas. Acerca una sartén con abundante aceite de girasol al fuego. Cuando esté caliente, ve incorporando empanadillas para freírlas. No añadas demasiadas de golpe para que la temperatura del aceite no baje, lo que estropearía la fritura. Es mejor que vayas friendo empanadillas por tandas. A medida que vayan estando bien doraditas por todos lados, ve sacándolas a un papel absorbente para retirar el exceso de aceite.

Presentación:

Sirve tus empanadillas recién hechas que es cuando más ricas están. Pero si sobran, no te preocupes, porque también están riquísimas frías o a temperatura ambiente.

Sugerencia:

No dudes en emplear el bonito del norte en conserva de la nueva línea gourmet de DIA, DELICIOUS para hacer estas empanadillas, que es de una calidad extraordinaria. Y si te quieres dar un capricho pues usa latas de ventresca de bonito, también de DELICIOUS. ¡Todo un lujo!

Posts relacionados

Leave a Reply