Hábitos saludables

Empieza a preparar tu nevera para la Navidad

Este año, la campaña navideña aprieta el acelerador y las compras se adelantan tres semanas. Con ello, conviene organizarse y acelerar un poquito más las compras para preparar los menús navideños.

En cada casa existe una tradición respecto a las comidas navideñas. Por ejemplo consomé, langostinos, patatas con salsa rosa, cordero, etc. Pero, también, platos más sencillos y humildes, pero no por eso menos gustosos, como pueden ser unos huevos estrellados. Es el momento de preguntar a la familia qué es lo que les apetece comer este año en Nochebuena, Navidad y Nochevieja.

Haz una lista de los menús y busca las mejores recetas de los platos que acostumbras a hacer para perfeccionarlos. Busca también nuevas y originales formas de presentar los platos en la mesa. Así, no dejarás de sorprender innovando con algún entrante, primero o postre diferente a los de siempre.

Algunos ejemplos

  • Tabla de quesos: La variedad y presentación son las claves. Un truco es decorar la tabla con hierbas recién cortadas o frutas secas.
  • Aderezos: Son esenciales para realzar el sabor de las carnes. El chutney (una especie de mermelada ácida) se puede tener listo desde la semana anterior.
  • Ensaladas: Elaboradas con productos de estación, originalidad y sin repetir productos. Por ejemplo, si hay una tabla de quesos, evita la ensalada caprese.
  • Postres: Un sorbete de limón es ligero, ayuda a digerir la comida y es económico. Además, tampoco se necesita más si se va a acompañar de una bandeja de turrones.

Trucos para llenar la nevera

Una vez sepas el número de comensales que se sentarán esos días a la mesa y cuáles son los platos que elaborarás, crea una lista con todos los ingredientes y las cantidades exactas para comenzar a comprar los productos con tiempo y a un precio más económico. A medida que se acercan estas fechas tan señaladas, los precios parecen alegrarse también tendiendo a subir.

Si este año cuentas con un presupuesto algo más limitado escoge comidas que estén al alcance de tu bolsillo y trabaja, aún más, otros aspectos como la decoración de la mesa. Puedes utilizar, por ejemplo, ramitas, hojas teñidas de oro o plata y una música navideña de fondo para no perder glamour. Así, crearás ese ambiente tan entrañable que es lo realmente importante de estas fiestas que reúnen a toda la familia.

Para ahorrar en estos días, compra únicamente los dulces y bebidas que sepas que gustan a todos. No exageres comprando turrones y mazapanes de todas las variedades, si al final sólo se comen un par de trozos.

Si te gusta cocinar pescados y carnes, investiga si puedes comprarlos una semana antes de que empiece a subir su precio y congélalo. Mantienen su calidad, nutrientes y sabor.

Para tener una cena de Navidad económica no hace falta que prescindamos de comidas y bebidas que nos gustan, la clave está en comprar lo justo y productos que gustan a todos.

Con estas ideas para la cena de Navidad, no hacen faltan más ingredientes que el calor y el cariño de todos.

Posts relacionados

Deja tu comentario