Hábitos saludables

¿Es bueno comer frente a la TV?

¿Es bueno comer frente la TV?

En muchas casas hay televisión en cada habitación, desde donde duermen hasta en la cocina, y por supuesto no pueden comer sin ver la tele o por lo menos ponerla de fondo. Simplemente por hacer compañía o por estar entretenidos mientras comen.

Es típica la imagen de ver a los niños comiendo frente a la televisión porque, según dicen, así se comen toda la comida, pero realmente ¿es bueno?

¿Es recomendable?

Para nada es bueno comer frente a la televisión, según un estudio, mientras ves la tele estás en una situación de relajación tu atención está puesta en lo que ves y no en lo que comes, por eso no aprecias del todo el sabor de los alimentos.

Además, es un aspecto negativo en la socialización entre la familia. Todo el mundo está pendiente de lo que pasa en el programa y no se relacionan entre ellos. ¡Con lo bien que sienta la comida mientras mantienes una charla con tus hijos y te alegras de los logros que consiguen!

Consecuencias de comer sobre la TV

Consecuencias

Si piensas que comer viendo la tele no tiene ninguna consecuencia estás equivocado. La primera y fundamental es el sobrepeso, así es, estar atentos a la televisión hace que comamos más y peor. Además, también hará que no prestemos atención a lo que comemos y en la siguiente comida comamos más porque sentimos que no hemos comido lo suficiente en la comida anterior, es decir, no nos sentimos saciados del todo.

Cuando vemos anuncios de comida, inevitablemente vamos a querer comer más. Por eso comemos más cuando vemos la televisión, además de querer comer lo que sale en el anuncio, es decir, galletas, chucherías, bollos…

Los niños son los más perjudicados en esto, ya que son los que más tiempo frente a la televisión se pasan. El cerebro está pendiente de lo que ven y la sensación de saciarse no llega. Trae problemas como el colesterol o diabetes.

Enseña desde pequeños a tus hijos a comer sin la televisión, además fomentaréis la conversación entre vosotros y se reforzarán los lazos familiares. No hay nada como sentarse alrededor de la mesa con toda la familia y teniendo una conversación de lo más divertida.

También te contamos cómo conseguir que tu hijo aprenda inglés 🙂

 

Posts relacionados

Deja tu comentario