Recetas

Espárragos mimosa

Un estupendo primer plato y una receta muy sana y nutritiva: espárragos mimosa. Dicen que los huevos mimosa se llaman así porque son suaves al paladar. Pero es probable que el nombre tenga mucho que ver con la flor mimosa, de un brillante color amarillo similar al efecto que crean los huevos rallados sobre los espárragos verdes. Esta receta supone un plato dietético perfecto.

Ingredientes

IMGL0703

  • Espárragos verdes o trigueros (1 manojo)
  • Huevos (2 uds.)
  • Aceite de oliva virgen (2 cucharadas)
  • Alcaparras (2 cucharitas)
  • Sal
  • Sal en escamas
Paso 1:
Prepara los huevos duros. Para ello, acerca una olla o cacerola al fuego con abundante agua. Cuando rompa a hervir, introduce los huevos y una cucharada de sal. Cuece durante 12 minutos. Pasado ese tiempo saca los huevos a un bol con agua fría con hielo para romper la cocción. Cuando ya no estén calientes, pela los huevos retirando la cáscara.
Paso 2:
Cuece los espárragos en abundante agua hirviendo con una pizca de sal o bien al vapor durante 3 minutos si son finitos. Si fueran más gruesos, deberías duplicar el tiempo de cocción. Pasado ese tiempo, sácalos y escúrrelos. Esta técnica del escaldado es muy útil para las verduras.
IMGL0746
Paso 3:
Pica el huevo muy finamente sobre una tabla. Puedes usar un rallador para tardar menos tiempo y que quede muy fino.
IMGL0731
 Presentación
Coloca los espárragos mimosa en una fuente de servir y dispón por encima con el huevo duro picado, y las alcaparras bien escurridas. Adereza con el aceite de oliva (es importante cuidar la calidad del aceite) y termina con un poco de sal en escamas por encima, que te dará un textura muy agradable. ¡Pero sin pasarse!

¿Un cóctel?

Sabías que el mimosa es también una bebida muy suave compuesta por cava o champagne y zumo de naranja o melocotón. Suele tomarse en lo que los ingleses llaman el ‘brunch’: un desayuno tardío típico en los domingos… una tendencia que cada vez se da más en España.

Sugerencia

Prueba las alcaparras en vinagre marca DIA, con el punto justo de acidez y con todo el aroma y sabor característico de este bocado mediterráneo. Además, son perfectas y útiles para cientos de recetas como un clásico vitello tonnato ¡Opciones no te faltan!

Leave a Reply