Trucos y tips

Aprende cómo limpiar y esterilizar biberones paso a paso

ESTERILIZAR BIBERONES

Igual de importante que elegir el biberón adecuado para el bebé, es esterilizar los biberones correctamente, especialmente hasta que los recién nacidos tienen unos 3 meses aproximadamente.

La razón de esto se debe a que apenas tienen defensas, por lo que un biberón, chupete, tetina o cualquier otro objeto mal esterilizado puede provocar infecciones intestinales en el pequeño.

Para evitar que algo así pueda suceder, hoy vamos a explicarte cómo esterilizar biberones.

¿Cómo limpiar biberones correctamente?

Antes de la esterilización de un biberón, tetina, chupete o cualquier otro objeto que el pequeño pueda llevarse a la boca, es fundamental que:

  • Lávate las manos con jabón antes de limpiar y esterilizar los biberones, para evitar que cualquier bacteria pueda transmitirse.
  • Antes de esterilizar, el biberón debe estar limpio. Y para ello, frótalo y la tetina con un cepillo limpia-biberones y agua caliente con jabón, así eliminarás cualquier rastro de leche.
    Si no tienes este cepillo, puedes utilizar el estropajo, el problema es que es posible que no puedas llegar hasta el fondo, por lo que éste no quedará completamente limpio.
  • A continuación, acláralo bien con agua fría.

Bien, ahora el biberón está limpio, pero eso no evita que pueda tener alguna bacteria adherida. Para eliminarla en el caso de que esté, es fundamental esterilizarlo.
¿Quieres saber los pasos que tienes que seguir?

Cómo esterilizar biberones

A la hora de desinfectar los biberones puedes utilizar varios métodos de esterilización. El mejor procedimiento es siempre aquel que recomiende el propio fabricante.
Pero además, puedes elegir entre estas posibilidades:

  1. Meter los biberones en el lavavajillas, excepto las tetinas de caucho, y utilizar un ciclo completo a una temperatura de 65ºC Lavavajillas: método más sencillo.
    Éste es un método muy popular, y el más utilizado por los papás. Sin embargo, los expertos no lo aconsejan hasta que los niños no tengan 1 año aproximadamente.
  2. Hervir: Es otro de los más tradicionales para esterilizar biberones. En este caso, la forma de hacerlo es cociéndolos en un cazo con agua durante unos 10 minutos.
    Después se escurren y se dejan enfriar hasta el siguiente uso.
  3. Método frío: Muy utilizado en el campo de la investigación y que se ha adaptado para el uso doméstico. Así, para la esterilización de biberones con el método frío, es fundamental tener un recipiente específico lleno de agua en el que se introducen los biberones y las tetinas.
    A continuación se vierte la solución desinfectante, que deberá actuar entre 30 y 90 minutos según las instrucciones.
    La solución permanece activa durante 24 horas, por lo que los objetos se pueden sumergir más de una vez en el mismo día.
  4. Microondas: En los últimos tiempos, la esterilización de biberones en el microondas ha ido popularizándose hasta convertirse en uno de los métodos más utilizados.
    Para ello, es necesario contar con un recipiente especial en el que se colocan los objetos. Se vierte un poco de agua en su interior y después, se introduce el recipiente en el microondas. En pocos minutos tendrás todos los biberones totalmente esterilizados.
  5. Vapor: Se trata de aparatos electrónicos especialmente diseñados para introducir los biberones que se desinfectan gracias al vapor de agua.

Si tu bebé ya ha dejado de alimentarse a base de biberones, te encontrarás en la difícil tarea de elegir entre darle de comer a base de purés o bien elegir BLW.
Si crees que la mejor opción de alimentación para tu bebé es el Baby Lead Weaning, aquí te contamos en qué consiste y cuales son los mejores alimentos para comenzar a practicarla.

Leave a Reply