Trucos y tips

Etiqueta tus tarros de cocina con pintura de pizarra

Organizar de la mejor manera posible la despensa y los armarios de la cocina es una forma más de optimizar tiempo y esfuerzo. Al fin y al cabo, la cocina es un lugar más de trabajo. Es necesario disponer de los elementos necesarios de manera que faciliten la labor. Esto contribuirá, positivamente, en tu bienestar a la hora de cocinar.

Por eso, para no desgastarse buscando los ingredientes por toda la cocina, os traemos una idea con mucho encanto, muy sencilla y muy útil.: etiquetar con pintura de pizarra los tarros de cocina donde guardas los ingredientes. Además de decorarlos, es un recurso muy práctico, porque podrás reutilizar los mismos botes para diferentes sustancias borrando la mini pizarra y volviendo a etiquetarla con el nombre del nuevo elemento.

La pizarra adorna el frasco de manera muy especial. La etiqueta escrita con tiza y a mano sobre un fondo oscuro da un toque muy atractivo a los objetos.

Para facilitarte aún más el trabajo en la cocina, es preferible que los botes que utilices sean transparentes. Además de estar muy de moda, te ayudará a identificar con mayor rapidez su contenido. Te será útil para adornar la cocina con los colores de la harina, la pasta, los cereales o las especias. También resulta muy económico si reciclas los botes de mermelada o conservas. Conseguirás darle un aspecto muy favorecedor a las estanterías y rincones de tu cocina.

Tarros etiquetados

Materiales:

  • Pintura de pizarra de cristal.
  • Tarros de cristal.
  • Pincel.
  • Cinta de pintor.

Pasos:

  1. Lava bien cada bote. Cuando estén completamente secos, marca un triángulo o cuadrado en la parte inferior utilizando la cinta de pintor.
  1. Rellena el interior de la figura con la pintura de pizarra de cristal. Aplica varias capas para que quede completamente homogéneo.
  1. Cuando la pintura haya dejado de estar húmeda, vuelve a repetir los dos primeros pasos en el lado opuesto del frasco. Y, una vez se haya secado todo, retira la cinta de pintor.
  1. Así, con las dos caras del tarro pintadas, podrás escribir sobre uno de los lados el nombre de la especia o el ingrediente que vayas a meter dentro. La otra cara la puedes utilizar para anotar, por ejemplo, la fecha de caducidad.
  1.  Para que la pintura quede fijada al vidrio, déjala reposar durante cuatro días y métela después en el horno durante varios minutos.

Esta es una forma práctica, funcional y decorativa de almacenar y mantener el orden en la cocina. Y si quieres personalizar aún más tu bote y darle un aire un poco más rural o vintage, puedes atar en la parte superior del frasco una cuerda con un pequeño lazo.

Imagen vía Make and tell.

Posts relacionados

Deja tu comentario