Hábitos saludables

Fecha de caducidad: ¿qué hay de cierto en ella?

fecha de caducidad

¿Eres de los que se fija en la fecha de caducidad de los alimentos antes de comerlos? ¿Sabes qué significa y qué hay de cierto en ella? Hoy aclararemos muchas de las dudas que existen sobre cómo puede afectar consumir un producto cuya fecha de caducidad ya ha pasado, y qué tipos de alimentos son más sensibles al paso del tiempo.

En primer lugar, debes saber que los fabricantes están obligados a incluir la fecha de caducidad en los productos perecederos y la de consumo preferente en los que no lo son tanto. Una se refiere a seguridad y otra a calidad.

¿Qué diferencia existe entre fecha de caducidad y consumo preferente?

  • La fecha de caducidad se indica en productos que son muy perecederos y con riesgo microbiológico: carnes y pescados crudos y frescos, que duran pocos días, y donde pueden haber bacterias patógenas. Una vez pasa la fecha de caducidad, el producto no debe consumirse, ya que puede estar en mal estado y puede ser peligroso en el caso de que tenga baterías patógenas.
  • Por su parte, la fecha de consumo preferente se aplica a productos bastante más duraderos y que son estables. Una vez pasada esta fecha pueden haber perdido parte de sus propiedades, como presentar un sabor algo rancio, tener menos aroma o que este sea extraño, cambiar de textura, de color… pero no hay riesgo microbiológico.

caducidad

Cómo afecta la fecha de caducidad en…

  • Yogures: en marzo de 2014, la normativa cambió y pasaron de estar marcados con fecha de caducidad a fecha de consumo preferente, por tanto  no debería pasar nada si te comes un yogur con una fecha pasada en 3 ó 4 días. ¿La razón? Tiene un Ph muy ácido, lo que hace difícil que existan agentes biológicos que produzcan enfermedades, y además están elaborados a partir de leche pasteurizada, por lo que no tienen carga microbiana. Eso sí, puede estar más ácido o perder algunas de sus propiedades de aroma o sabor.
  • Galletas, bollería, pastas… (productos envasados): el fabricante garantiza que mantienen el aroma, sabor y textura hasta la fecha de consumo preferente. Más allá, seguramenteno habrá problema para la salud por comerlos, pero no estarán tan buenos.
  • Las conservas  y los encurtidos bien almacenados pueden durar en buen estado mucho tiempo más del que indica la fecha de caducidad. De hecho, en el caso de las conservas, hay quienes aseguran que ganan cualidades, y así lo demuestra el hecho de que algunos gourmets guardan latas de pescados de calidad (atún o sardinas, por ejemplo) y las “maduran”.
  • Leche: La que encontramos en estanterías sin frío, en bricks,ha pasado por un proceso UHT(utra hight temperature), un tratamiento térmico que garantiza las características organolépticas y la desactivación de todos los patógenos. Por tanto, se puede alargar su consumo aunque no demasiado. En cambio, la leche pasteurizada que encontramos en el lineal de frío solo dura entre tres y cuatro días y hay que respetar el plazo escrupulosamente.
  • Embutidos y ahumados cortados y envasados: los alimentos que se mantienen en refrigeración (excepto los yogures)no se deben consumir una vez pasada la fecha de consumo preferente, según los expertos.

¿Cómo evitar que los alimentos caduquen?

Un truco para no tener que tirar los alimentos que están a punto de caducar y no vas a consumir es congelarlos. Especialmente si se trata de carnes, pescados, salmón ahumado…

Eso sí, al descongelar estos productos deberás consumirlos en menos de 24 horas. En estos productos con riesgos microbiológicos hay que tener siempre la precaución de cocinarlos adecuadamente: carnes picadas, carnes de pollo… El riesgo de que haya bacterias patógenas existe, y es mayor una vez superada la fecha, pero no hay tampoco garantías suficientes antes de su caducidad, ya que son alimentos crudos.

En cuanto a los platos preparados precocinados, si no los vas a consumir y se acerca su fecha de caducidad también admiten congelación.

Para controlar qué alimentos están a punto de caducar es importante que tengas un buen sistema de ordenación en la despensa y en la nevera. Por eso, aquí tienes unos consejos de cómo organizar la comida en el frigorífico.

Posts relacionados

Deja tu comentario

Comentarios 1

  1. Mireia Córcoles Urgel

    Per legir és interesant.

    Responder