Hábitos saludables

¡Feliz Día de los Océanos! Trucos para ayudar a nuestro planeta

océanos

¿Sabes qué significa el Día de los Océanos? Pues esta jornada sirve de excusa a nivel internacional para insistir en la concienciación de que debemos cuidar el fondo marino, no solo por conciencia medioambiental, sino porque también de eso dependerá la calidad de vida del hombre en un futuro. Y, aunque en principio muchos puedan creer que este es un tema que solo afecta a las grandes fábricas o empresas, lo cierto es que todos tenemos la responsabilidad de cuidar el entorno marino.

¿Quieres contribuir? Hoy te damos unos trucos para ayudar a nuestro planeta.

Reduce el consumo de energía

Uno de los agentes que más está perjudicando el estado de los océanos es el cambio climático, por tanto, lo primero que debemos conseguir es reducir los efectos de este y, para ello, es fundamental reducir el consumo de energía.

¿Cómo? Tomando conciencia del uso responsable de esta tanto en casa como en el trabajo. Utiliza bombillas de bajo consumo, sube las escaleras en vez de en el ascensor en la medida de lo posible… y, por supuesto, deja el coche en casa todo lo que puedas. Utiliza el transporte público para trasladarte e incluso para viajar; y en los desplazamientos cortos, coge la bicicleta. Con ella, además de cuidar el medio ambiente estarás cuidando de tu salud.

Come pescado sostenible

La fuerte demanda de pescado ha hecho que la población mundial de peces se haya reducido, además de una pérdida de hábitat y que se hayan generalizado las prácticas de pesca no sustentables. Toma conciencia de esta gran problemática cuando compres o consumas pescado, y para ello lo mejor es que compres aquellas especies que no estén sobre explotadas y procedan de una pesca respetuosa con el medio marino.  En este sentido, todos los productos que se ponen a la venta bajo la etiqueta de comercio justo tienen un origen ecológico y responsable.

pescado sostenible

Usa menos productos de plástico

El plástico es otro de los agentes que más daño están haciendo a los océanos. Actualmente, miles de toneladas se almacenan en el fondo del mar destruyendo el hábitat de la fauna marina.

Para limitar tu impacto, lleva contigo siempre botellas de agua reutilizables, almacena tu comida en envases no desechables, lleva tu propia bolsa de tela o de otro material cuando vas de compras, y recicla siempre que sea posible.

Cuida la playa

Disfrutar de la playa y el mar es uno de los grandes placeres de la vida, ya sea nadando, buceando, haciendo surf o simplemente tomando el sol en la arena. Eso sí, hagas lo que hagas, hazlo con responsabilidad.

Si te gusta sumergirte, explora y aprecia el océano sin interferir con la vida salvaje y nunca remuevas rocas o corales.

Y si lo que prefieres es ir a descansar y relajarte en la playa, recoge todos los desperdicios que generes y nunca los dejes en la arena.

A la hora de elegir bronceador, decántate por aquellos cuya composición también respeta la calidad del agua  y no es perjudicial para la salud de los peces.

Apoya a grupos u organizaciones que protejan los océanos.

Y por supuesto, también puedes contribuir a la protección de la naturaleza formando parte de estructuras organizadas, como pueden ser muchos institutos y organizaciones que están peleando por proteger el hábitat oceánico y la vida marina salvaje. Encuentra una organización nacional y considera dar apoyo financiero o hacer trabajo voluntario limpiando playas, por ejemplo.

Para finalizar, y no por ello menos importante, otra medida que ayudará en gran parte a cuidar el entorno es no desperdiciando el agua. Si quieres saber cómo puedes aplicar esta medida en tu día a día, aquí tienes una serie de consejos que a  buen seguro te ayudarán en dicha tarea.

Posts relacionados

Deja tu comentario