Recetas

Granizado de limón: un clásico del verano

granizado

Tan típico como tomar helados, beber tinto de verano y/o horchata, es disfrutar de un buen granizado de limón casero cuando el calor más aprieta. Además de su poder refrescante, el limón aporta una serie de beneficios que convierten a esta bebida en una opción rica, saludable e indispensable para el verano. Apúntate a la moda del handmade y prueba hacerlos en casa. ¡Nosotros te decimos cómo!

Si te animas a hacer un granizado de limón de manera manual es muy sencillo. Toma nota:

Ingredientes para 4 granizados de tamaño medio:

  • La cáscara de un limón (solo la parte amarilla).
  • El zumo de 6 limones.
  • 6 cucharadas de azúcar moreno.
  • 500 ml. de agua fría.
  • 800 ml. de hielo.

Paso 1:

Comienza la receta exprimiendo el zumo de los limones y resérvalo.

Paso 2:

Ahora, ralla la parte amarilla de la cáscara del limón. Asegúrate de solo utilizar la amarilla, pues la blanca es amarga.

Paso 3:

A continuación ponla en el vaso de una batidora con el zumo de limón y añade azúcar moreno.

Paso 4:

Cuando todo esté bien mezclado, incorpora agua poco a poco mientras mezclas.

Paso 5:

Después, agrega hielo y tritura todo hasta que éste se quede casi hecho polvo.

¿Por qué es bueno tomar granizado de limón?

Todos los cítricos, y entre ellos el limón, aportan calcio (que favorece el desarrollo de los músculos), fósforo (ideal para personas con problemas nerviosos), hierro (que se encarga de transportar el hierro a las células y fortalece el sistema inmunológico) y potasio (que actúa como un potente depurativo, previene los calambres musculares y disuelve las grasas).

Y ahora que sabes lo bueno y fácil que es el granizado de limón, ¿por qué no te atreves a hacerlos con otro sabor? Si quieres puedes seguir con otro clásico, el de sandía.

Posts relacionados

Deja tu comentario