Niños y familia

Hábitos saludables para los más pequeños

habitos infantiles

Hay veces que nos puede traer más de un quebradero de cabeza la educación y los valores que les queremos transmitir a nuestros hijos. La mayoría no sabemos si los hábitos que les queremos inculcar son los correctos o debemos utilizar otros. Pero tranquilos, es más fácil de lo que pensamos.

Para empezar, debes mantener la calma en todo momento y enseñarles las cosas básicas, con la paciencia y el amor que solo unos padres les pueden dar.

Hay una etapa en la que los niños son como una esponja, y absorben todo lo que les enseñamos. Y qué mejor que trasladarles unos hábitos y costumbres saludables que mejorarán su calidad de vida.

Pero, ¿sabes cómo implantar estos hábitos tan beneficiosos para su salud?

Comida súper sana

Una alimentación lo más natural, equilibrada y variada posible, será muy bueno para su crecimiento y les enseñarán a saber comer de todo en un futuro. Puede que al principio no quieran probar ciertos alimentos, como las verduras, frutas o el pescado, pero lo ideal es dárselo a menudo para que se vaya habituando a este tipo de sabores. Verás como a poco lo comerán sin rechistar.

Que beban mucho líquido, como agua y zumos de frutas, es un complemento ideal.  

Eso sí, tampoco está de más que de vez en cuando les deis un caprichín 😉hábitos para los más pequeños

Ejercicio

La actividad física en la infancia es fundamental. Se recomienda suplementar las clases de educación física del colegio con tres días a la semana de algún deporte que les motive. Ayudar en las tareas del hogar y jugar de forma activa también les favorecerá en este ámbito.

Hora de cepillarse los dientes

La higiene dental diaria es muy importante para la salud de los más pequeños, ya que así evitará la acumulación de bacterias que provocan las odiosas caries, así como la formación de sarro. Les tenemos que enseñar a cepillarse los dientes después de cada comida, fundamentalmente por la mañana y por la noche.

A dormir

Lo ideal es que los niños descansen unas 10 horas para rendir al día siguiente en el colegio. Ellos necesitan más tiempo para dormir que los adultos. Además, muchos estudios relacionan el déficit de sueño con una mayor predisposición a enfermedades y a sufrir trastornos como la hiperactividad.

Es aconsejable evitar que vean la televisión en las últimas horas del día, y sustituirlo por un cuento en la cama, ya que les ayudará a conciliar mejor el sueño.

Posts relacionados

Deja tu comentario