Niños y familia

Cómo hacer una cometa para los más pequeños

cometa

Ahora que se acerca el otoño, serán muchos los días ventosos que nos esperan. Una buena manera de disfrutar de estos días junto a los peques de la casa es volar una cometa. Es uno de los juegos más populares en niños de todas las culturas.

Pero nuestra propuesta de hoy no solo es recomendarte un plan muy divertido al aire libre junto a los niños. Te proponemos que sea la familia al completo quien construya su propia cometa de manera y sencilla y con unos materiales muy básicos. ¡Te enseñamos cómo hacerla!.

Te recomendamos que antes de empezar, prepares unos alimentos por si os entra hambre.

Materiales:

  • Papel de seda de colores.
  • Cuerda.
  • Cinta washi-tape decorativa o pegamento de barra.
  • Una varilla de madera de 72 centímetros y otra de 64 centímetros
  • Sierra de marquetería
  • Cola blanca o pegamento (opcional)

Paso a paso:

Lo primero que tienes que hacer es cortar las varillas de madera y hacerles una muesca en cada extremo con ayuda de la sierra. Este paso lo tiene que hacer un adulto.

A continuación, ata las varillas en forma de cruz (a unos 54 cm de altura en la varilla más larga). Para asegurarte de que el nudo está bien sujeto, pégalo con cola blanca o pegamento.

Ahora, haz un nudo en el principio de la cuerda de uno de los extremos y lo tensas. Tenemos que asegurar bien cada una de las uniones.

Es el momento de hacer la cola de la cometa. Para ello, atamos una cuerda de unos 2 metros de largo.

Después, coloca la cometa encima del papel de seda para tomar la medida y corta dejando varios centímetros alrededor. Pega el papel con ayuda de la cinta washi-tape o bien con cualquier tipo de cinta adhesiva o pegamento que tengas a mano.

Llega el momento de envolver bien toda la estructura.

Decoración

Le toca el turno a la parte más divertida y donde los peques pueden poner en práctica toda su imaginación: la decoración. 

cometasAdorna la cola de la cometa con lazos de papel de seda de varios colores y pegados con cinta adhesiva o cinta washi-tape decorativa.

No te olvides de decorar también la cometa. Para ello, utiliza recortes de papel de seda de diferentes colores para que le den un aspecto más divertido.

Y para finalizar y lograr que la cometa vuele bien, haz un equilibrador: ata en el extremo superior una cuerda de 50 cm de largo, en la parte inferior otra de unos 76 cm. Anúdalas o con una argolla, amarra a ésta la cuerda que sujetará la cometa.

Y ahora que ya la tienes hecha, aprovecha el viento… ¡Y a volar!

Si te has quedado con más ganas de manualidades, aquí tienes algunas sugerencias con hueveras.

O si prefieres otros juegos te recomendamos los de Los Minions.

Posts relacionados

Deja tu comentario