Trucos y tips

Mejora tu higiene íntima

higiene íntima

A diferencia de otras partes del cuerpo, las zonas íntimas tienen unas características propias que hacen necesario un cuidado especial, empleando productos de higiene íntima y generando hábitos muy determinados. Para gozar de una salud íntima completa, aquí tienes algunos consejos y recomendaciones que te servirán de gran ayuda.

Higiene íntima

Lo primero que debes saber es que tras orinar o defecar es necesario limpiar la zona genital desde delante hacia detrás para evitar contaminar la zona vaginal. A continuación lo recomendable es lavar con agua tibia, pues de lo contrario, la zona queda sucia.

A la hora de utilizar jabón íntimo, lo mejor es que elijas un limpiador neutro. Estos no alteran el pH de la mucosa genital y no causan irritación ni sequedad. Tampoco es oportuno aplicar desodorantes íntimos porque pueden provocar irritación, inflamación y hasta alergia. Además, impiden percibir por su olor alteraciones que pudieran requerir tratamiento médico.

Las duchas vaginales no son recomendables, salvo que el ginecólogo te lo prescriba. Puedes eliminar microorganismos necesarios para proteger la vagina y provocar sequedad. Es suficiente con que te laves con agua y jabón neutro. Después, seca bien la zona para que no haya humedad.

Ropa interior

En cuanto a la ropa interior, es importante cambiarla a diario y lavarla. Utiliza detergentes poco agresivos y aclara la ropa muy bien. Lo ideal, es que sean de algodón, para que faciliten la transpiración.

También para favorecer la transpiración y evitar las rozaduras, los expertos aconsejan que no abuses de las prendas muy ajustadas.

Productos de higiene íntima

Durante la menstruación, cambia los tampones y compresas cada 4 o 6 horas como máximo. No utilices salva-slips diariamente porque dificultan la adecuada ventilación, aumentan la temperatura de la zona y entonces es más fácil la proliferación de gérmenes y la aparición de molestias e infecciones.

Otros consejos a tener en cuenta

Antes y después de mantener relaciones sexuales es recomendable lavar la zona genital, además de las manos.

Ten especial cuidado con los rasurados de pubis, ya que pueden producir pequeños cortes en labios y zonas cercanas.

Controla la ingesta de medicamentos. Está comprobado que después de un tratamiento con antibióticos, el organismo queda bajo de defensas y en el caso de la mujer es mucho más propensa a contraer infecciones vaginales.

Después de estos consejos, no te olvides de visitar el día 28 de agosto nuestra página Clarel donde podrás adquirir tus productos de higiene íntima preferidos sin IVA. Descubre también lo importante que es el lavado de manos.

Posts relacionados

Deja tu comentario