Niños y familia

Hoverkart: convierte tu patín eléctrico en un kart

hoverboard hoverkart

Si eres un fanático del hoverboard, o patinete eléctrico, y te gustaría darle un toque más innovador, puedes hacerlo con un hoverkart, que es el asiento que lo transforma en un divertido kart.

No te preocupes por tu modelo de hoverboard, pues existen hoverkarts para cualquier tipo, ya sean de 6.5 pulgadas, 8 pulgadas o 10 pulgadas. Se une a tu hoverboard gracias a unas tiras de nylon ajustables de gran resistencia. El asiento está cubierto por goma eva, por lo que también es muy cómodo.

Su manejo es sencillo e intuitivo, de hecho está diseñado para que lo puedan utilizar tanto niños como adultos. Para usarlo, únicamente tienes que encender el patín scooter eléctrico. Una vez hayas colocado el hoverkart, ya estará listo para ser utilizado.

¿Cómo se usa?

Si es la primera vez que te montas en el hoverkart, tienes que saber que las palancas no funcionarán hasta que el patín no detecte presión sobre sus sensores, es decir, hasta que no estés sentando en el sillín.

Acuérdate de sentarte sin tocar las palancas de conducción. Éstas son las que se utilizan a modo de volante, con dos simples giros. Hacia abajo si quieres avanzar hacia adelante o girar en un sentido, y para arriba si lo que quieres es frenar o ir marcha atrás.

A su vez, estas barras de control también regulan la velocidad del patín desde su velocidad máxima, moviendo hacia abajo sus dos palancas a la vez, hasta el momento de su frenada por completo; o ir con trayectoria hacia atrás en el caso de seguir ejerciendo presión tirando de las barras hacia ti.

En cuanto al precio, dependen de la calidad del artículo. Pero no te asustes, no es caro, el precio suele estar dentro de la franja de 60 a 90 euros. Algunos tienen más funcionalidades y son más prácticos de utilizar, por lo que suelen tener un precio aproximado de 80 euros.

Ventajas del hoverkart

Si aún no estás decidido a comprarte un hoverkart, igual te viene bien recordar algunas de sus ventajas como su sencillez para conectarlo al patinete eléctrico. También que no ocupa mucho espacio a la hora de guardarlo. Además, al disponer de una tercera rueda, se mejora la estabilidad con 3 puntos de apoyo sobre el suelo. Esto permite al vehículo una mayor fiabilidad y agarre al terreno respecto al hoverboard. De esta forma, podrás superar los pequeños desniveles o bordillos sin desequilibrarte.

Descubre otras formas alternativas para moverse por la ciudad no contaminantes y que te ayudarán a ponerte en forma 😉

Posts relacionados

Deja tu comentario