Niños y familia

Juegos tradicionales: los ponemos de moda

juegos tradicionales

Seguro que a más de uno le entra nostalgia cuando se acuerda de su infancia y de los juegos tradicionales de esa etapa.

Actividades como la rayuela o el escondite, hacen que nos vengan recuerdos de nosotros de pequeños jugando en el patio del colegio o en el parque con nuestros amigos.

Hoy en día, los niños pasan gran parte de su tiempo libre jugando con videojuegos y delante de las pantallas.

Pero, ¿por qué no enseñarles los juegos de nuestra infancia?
Seguro que ellos también disfrutarán tanto como nosotros en su día. 😊

¡Enseña a tus hijos estos juegos!

Y, ¿os acordáis del balón prisionero? En un rectángulo grande dividido en dos partes se colocan, a cada lado, los miembros de los dos equipos participantes. Se sitúan dos tiradores, cada uno de un bando, y su objetivo es dar con la pelota a los jugadores del equipo contrario con el fin de eliminarlos. Si lo consiguen, este jugador pasa  a “la cárcel” del grupo contrario.

Las reglas se van complicando poco a poco. Si algún jugador del otro equipo consigue  entrar en tu lado del rectángulo puede  liberar a algún miembro de su equipo ya “arrestado”. El ganador será el que consiga tener a más prisioneros en su cárcel.

¿Recuerdas la mítica rayuela? Se puede jugar tanto de manera individual o por parejas. Tan solo se necesita una tiza blanca y en el suelo dibujar cuadros y enumerarlos del uno al diez.

Después, cada niño debe coger una piedra y tirarla dentro del cuadrado e ir a cogerla y volver a la pata coja. El primero en llegar al número diez es proclamado ganador.

rayuela

¿Y quién no recuerda la zapatilla por detrás? Es un juego perfecto para divertirse  en grupo. Consiste en estar todos sentados en círculo con los ojos cerrados y uno de los participantes está de pie con una zapatilla en la mano.

Todos comienzan a cantar una canción, y el que tiene la zapatilla en la mano, será el encargado de colocársela a alguien a su espalda. Cuando acabe la canción, todos deben mirar a ver quién tiene la zapatilla, y este deberá intentar pillar a quien se la ha puesto. El que antes se consiga sentar en el sitio libre, gana.

Además de estos juegos, seguro que te traen muy buenos recuerdos otros como el escondite, la comba, el pilla pilla o algunos de mesa como el Twister o el Party.

¡Cuéntanos en los comentarios cuál era tu juego favorito de  la infancia!

Echa un vistazo a estos juegos en familia.

 

Posts relacionados

Deja tu comentario