Niños, Niños y familia

La bolsa lista para el campamento de verano

Todo lo que tu hijo necesita para el campamente de verano

Los campamentos de verano son para los niños un momento de máxima diversión. Para los padres, es un periodo de descanso que pueden aprovechar para organizarse en el trabajo sin necesidad de hacer malabarismos para poder atender a los pequeños.

Mandar a los hijos de campamento les ayuda a dar un paso hacia la madurez. La convivencia continuada con otros niños con caracteres distintos es primordial para su desarrollo personal.

Los niños aprenden a convivir con los demás y a desarrollar nuevas habilidades sociales, físicas y mentales. Es una oportunidad para crecer en valores como la amistad, la comprensión, la tolerancia, la paciencia, la solidaridad y el respeto.

Una vez hayas visto todas las ventajas de un campamento de verano y hayas decidido cuál se ajusta más a tus tiempos y economía, es el momento de ponerse con los preparativos.

Preparando el equipaje

Uno de los quebraderos de cabeza previos al campamento es la bolsa de viaje. Debe adecuarse a la montaña, playa, granja o ciudad.

En los formularios de inscripción de los campamentos, suelen recomendar el atuendo adecuado y la cantidad de prendas que la organización prevé que los niños necesitarán. Tu intuición de padre te ayudará a completar el equipaje con lo que tu hijo necesite en función de su personalidad, sus gustos, manías y si son frioleros o calurosos.

Involucra a tus hijos a la hora de preparar su maleta. Explícale y anota en una libreta cuál es el atuendo para cada conjunto y actividad. Así, además, conseguirás que se responsabilice de sus cosas y sepa organizar mejor el equipaje de vuelta.

La primera máxima a tener en cuenta a la hora de ponerse manos a la obra es que la ropa debe ser cómoda, fácil de poner y quitar, y que sea resistente y todoterreno. Con ella, va a realizar actividades de todo tipo, en hierba, barro y agua. Quedan descartados los tejidos delicados, la ropa con lazos, abotonaduras y cierres complicados.

¿Qué meter exactamente?

Ropa:

  1. Camisetas de algodón de manga corta y alguna de manga larga por si refresca.
  2. Un día será de fiesta y actuaciones y deberán arreglarse un poco más. Para esa ocasión, cuenta con una muda algo más vestida, un polo para ellos y un vestido o blusa para ellas. Pero salvo para ese día, se ha de evitar ropa de tejidos delicados.
  3. Un pantalón vaquero, un pantalón deportivo largo, dos shorts y dos bermudas. Preferiblemente que sean de algodón o lino y de colores oscuros para disimular la suciedad. Si los pantalones son multibolsillos, mejor.
  4. Una sudadera cerrada o con cremallera, mejor con bolsillos y capucha. Se puede incluir una chaqueta ligera de punto.
  5. Un par de calcetines para cada día y alguno más de repuesto, además de una muda de ropa interior por día.
  6. Un pijama largo y otro corto. Así tendrán la opción de abrigarse más o menos según el tiempo que vaya a hacer.
  7. Varios trajes de baño para tener un repuesto y evitar que vayan mojados.
  8. Un chubasquero o impermeable. Y si el campamento está en una zona de montañosa o fría, incluye una chamarra abrigada.
  9. Calzado: unas deportivas, botas de agua o montaña y unas chanclas que sirvan para la piscina, la ducha y como zapatillas de dormir. Para el día de la fiesta, incluye unas bailarinas para las niñas, y unos náuticos o zapatillas casual para los chicos.

Accesorios:

  1. Dos toallas, una de piscina y una de ducha.
  2. Un saco de dormir o un juego de sábanas.
  3. Una bolsa de tela marcada con su nombre para la ropa sucia.
  4. Una mochila pequeña para las excursiones.
  5. Unas gafas de sol y gafas de piscina.
  6. Una cantimplora de agua y una linterna con pilas.

Neceser:

  1. Además de incluir los utensilios básicos de ducha e higiene, es recomendable meter algunas gomas de pelo u horquillas para las niñas algún pañuelo para el cuello o la cabeza.
  2. Crema de protección solar alta, cacao de labios y crema hidratante para después del sol.
  3. Un paquete de toallitas húmedas perfumadas.
  4. Pañuelos de papel.

Kit de supervivencia:

Los organizadores disponen siempre de un botiquín de primeros auxilios. Así que, bastará con meter en su maleta un repelente de insectos y unas tiritas para una rozadura o ampolla.
Si necesita algún medicamento especial, informa a los monitores de la dosis necesaria y el modo de administrarla. Incluye en el botiquín de tu hijo una cantidad de medicamento suficiente para su estancia fuera. Pídele que se la entregue a los organizadores para que ellos procedan en su correcta administración.

Campamento para niños

Algunas recomendaciones

  1. Marca con una etiqueta con su nombre nombre todas sus pertenencias. Así, evitas que se confunda con los objetos de los demás. Incluso, en caso de extravío, quien encuentre sus cosas sabrá a quién devolvérselas.
  2. Inserta en un bolsillo seguro de la bolsa algo de dinero por si necesitara hacer algún gasto ocasional y su tarjeta sanitaria.
  3. Evita que cargue consigo objetos de valor que pueda romper o perder. Además, para favorecer la convivencia y evitar su aislamiento, es preferible que deje en casa el reproductor de música, los videojuegos y el teléfono móvil. En caso de que sea necesario ponerse en contacto con alguien de la familia, serán los monitores los que lo hagan.
  4.  Asegúrate de que facilitas los teléfonos de más de un miembro de la familia y que todos estén al tanto de las normas del campamento.

Ahora sí, despreocúpate. Está todo listo para que lo pase en grande en verano. ¡Y será inolvidable!

Posts relacionados

Deja tu comentario