Hábitos saludables

La remolacha, un alimento estrella

Existen distintas variedades de remolacha. Dentro de la familia de esta hortaliza tan sabrosa, destacan principalmente la roja y la blanca (o azucarera).

La beta vulgaris, conocida comúnmente como remolacha roja, es una hortaliza de color rojizo que se puede consumir tanto cruda como cocida. Proviene del sur de Europa, aunque crece crece sobre todo en tierras italianas.

Curiosidades

La remolacha roja, además de servir como alimento y hortaliza fresca, debido a su fuerte color, también se emplea como colorante. La blanca o azucarera, como su propio nombre indica, se utiliza generalmente para la fabricación de azúcar, aunque también se destina a la dieta animal.

Se recomienda consumir cruda, ya que así conserva mejor mejor sus propiedades. La opción más fácil y popular es en ensaladas, aunque también es común integrarlas en sandwiches o convertirlas en zumos y licuados muy ricos y refrescantes. Aunque no es un producto demasiado empleado en nuestra cocina, tiene numerosos beneficios (muchos desconocidos) para nuestra salud. Os los contamos.

Propiedades y beneficios

Su contenido en antioxidantes convierten a la remolacha en un alimento óptimo para cualquier dieta sana y equilibrada. En concreto, contiene flavonoides, un tipo de antioxidante anticancerígeno que ayuda a prevenir la enfermedad, y carotenoides, uno que mantiene la salud ocular (particularmente en la retina y mácula), previene la aparición de cataratas y combate el cáncer de mama y pulmón.

La remolacha contiene altos niveles de agua e hidratos de carbono. Esto aumenta su cantidad de azúcar y aporte en fibra, combatiendo el estreñimiento y reduciendo el colesterol y la diabetes.

Remolacha1

También es rica en hierro, potasio y ácido fólico, lo que implica que es un alimento muy apropiado para nuestro metabolismo. En especial, es recomendable para mujeres embarazadas o con la menstruación. Su bajo contenido en sodio hace que sea un alimento diurético fantástico, favoreciendo la eliminación de líquidos, y su alto contenido en hierro reduce la anemia y aporta una gran dosis de energía.

La remolacha contiene altos niveles de vitamina B1, B2, B3 y B6, muy beneficiosos para nuestro organismo. Además, las hojas de la hortaliza contienen vitamina A, que fortalecen el sistema inmunitario, mientras que las raíces contienen vitamina C, destinada al mantenimiento de las funciones de los tejidos de soporte.

Su aporte en folatos acelera la formación de glóbulos rojos y blancos. Por tanto, esto genera anticuerpos en el sistema inmunológico que actúan como protector frente a enfermedades cardiovasculares y del corazón.

¿Sabías que la remolacha pudiera tener tantos beneficios para la salud? ¿Conoces alguno más? ¡Cuéntanoslo!

Posts relacionados

Deja tu comentario

Comentarios 1

  1. Mery

    Es un excelente fuente de ácido folico de vitamina C y potasio y magnesio

    Responder