Niños y familia, Trucos y tips

Las tareas entre todos ¡son mejores!

¿Estás cansado de ser la única persona que limpia en tu casa? Las tareas del hogar nos quitan gran parte de nuestro tiempo libre, pero es algo que hay que hacer sí o sí. Y no se tiene por qué encargar solo una persona.

Lo mejor es tener un planning semanal y que todos los miembros de la casa colaboren, ¡hasta los más peques!

Haz de la limpieza algo divertido

Junta a toda la familia y que todo parezca un juego. Busca una música divertida y que incite a moverse, será mucho más ameno hacer las pesadas tareas del hogar si escuchas tus canciones favoritos. Aunque todos los días hay tareas, fija un día a la semana para hacer una limpieza profunda.

Busca una recompensa después de hacer las tareas será un incentivo para que, sobre todo los pequeños lo hagan con más ganas. No tiene por qué ser un regalo, basta con pasar un día en familia, ir al parque, a comer fuera, al cine… ¡Lo que más os guste! De este modo se relacionará la limpieza como algo bueno.

Pon una pizarra en la cocina y las tareas que quieres que se hagan, debajo de cada una el nombre de la persona que la va hacer. Se puede ir rotando, lo que haga uno una semana lo puede hacer otro la que viene. Ya sabemos que esto de las tareas es aburrido y odioso por eso vamos a ir cambiando.

Los niños también participan

A ellos en cuanto les des responsabilidades ¡les va a encantar! Simplemente diles que son muy mayores y que pueden hacer cosas de mayores. Comienza con asignarles recoger sus cosas, si quieren jugar, tienen que recoger los juguetes. 

Además también pueden poner el mantel, los platos y cubiertos a la hora de comer y si son más mayores incluso recogerlos y ponen el lavavajillas. También se pueden encargar de sacar la basura y ayudarte a hacer algún plato de comida. Vete introduciéndolos en el mundo de la cocina poco a poco. 

canstockphoto17665650

La habitación tienen que hacerla cada uno la suya, es muy importante que desde pequeños creen este hábito si no ¡estás perdida! No pueden llegar con 18 años y que les estés haciendo la cama ¡No, no y no!

A los más mayores les toca las tareas aburridas, por eso el ir rotando. Toca barrer y fregar, hacer los baños, recoger la compra, poner y quitar la lavadora y planchar.

En casa tienen que ayudar todos y si lo hacéis diariamente no llegará el domingo y os tiraréis de los pelos. Por eso haz un tablón con las tareas y ¡a por ello! Además poco a poco los más pequeños se irán integrando en las tareas del hogar e irán haciendo más.

Pincha aquí para conocer más trucos sobre cómo limpiar la casa.

Recuerda que la limpieza de la casa es algo de todos y que no tiene por qué ser algo divertido. ¿Y tú, cómo te organizas? Cuéntanoslo en los comentarios 🙂

Posts relacionados

Deja tu comentario