Trucos y tips

Trucos para lavar tu lencería más delicada

lencería

La denominada lencería fina está elaborada a partir de tejidos delicados y, como su nombre indica, merecen un cuidado y mantenimiento diferente del resto de materiales. ¿Quieres saber más del cuidado de prendas delicadas? Hoy te lo contamos.

La principal medida de precaución que hay que tomar a la hora de lavar ropa interior delicada es leer la etiqueta y seguir sus instrucciones al pie de la letra.

Sin embargo, y pese a que pueda haber ciertas peculiaridades dependiendo el tejido del que se trate, lo cierto es que podemos extraer ciertas conclusiones. Son las siguientes:

¿Cómo lavar la ropa interior delicada?

Lo ideal es siempre lavar a mano  con detergentes para prendas delicadas. La mejor manera de hacerlo es sumergiendo la prenda y dejándola en remojo en un recipiente de agua fría añadiendo un tapón de jabón. No frotes ni utilices cepillos para eliminar  las manchas, si las hubiera. Tras unos minutos, hay que aclarar la ropa  y escurrirla suavemente. En ningún caso se retuerce, pues se corre el peligro de estropear el tejido.

Si el tiempo escasea o bien la prenda permite lavar a máquina, no dudes en incluir la ropa interior en una bolsita de red especial para este tipo de lavados. Antes de cerrarla, asegúrate de que los sujetadores están abrochados y cierra cualquier cremallera que exista. Intenta que el tambor no esté muy lleno y elige un programa de lavado especialmente diseñado para prendas delicadas. En cuanto al detergente, también es importante que elijas un jabón de lavadora para prendas delicadas.

lencería

Llega el momento de secar

Y si cuidado hay que tener a la hora de lavar la lencería, no menos precauciones hay que tomar a la hora de secarla.

Debes saber que queda descartada la posibilidad de utilizar la secadora. Lo mejor es poner cuidadosamente las prendas sobre las cuerdas, un tendedero o una superficie plana para que se sequen al aire libre.

Tampoco utilices pinzas, pues así evitarás que se quede la marca. Y dado que no podrás planchar este tipo de ropa, lo mejor es que no quede ninguna señal del secado.

Y para guardar…

Como no podía ser de otra manera, también el momento de doblar y guardar la lencería delicada tiene un protocolo diferente que si de otro tipo de ropa interior se tratara.

El primero de los consejos que podemos darte es que reserves un cajón solo para guardar ropa interior, de esta manera, la tendrás localizada.

En la medida de lo posible, intenta proteger las prendas más delicadas introduciéndolas en bolsas especiales o bien, envolviéndolas en papel seda. De esta forma, evitarás que se enganchen con cierres o apliques que puedan tener otras piezas.

En el caso de los sujetadores, dóblalos por la mitad o bien extendidos, especialmente si tienen relleno y aro, así no los deformarás antes de tiempo.

Si en tu armario, además de ropa interior también tienes otro tipo de prendas elaboradas con materiales muy delicados, como puede ser la seda, y también debes saber cómo limpiarlas. Para poner un poco de luz a este tema, aquí te dejamos una serie de consejos sobre cómo lavarlas.

¿Conoces algún otro tip para lavar este tipo de ropa? Compártelo con nosotros…

Posts relacionados

Deja tu comentario