Trucos y tips

Lavavajillas o a mano. ¿Cómo ahorrar agua?

Tanto el lavavajillas como el fregadero cumplen un papel fundamental en las tareas ordinarias de la casa. Por tanto, es importante pararse a considerar cómo hacer un buen uso de ambos para mejorar la economía del hogar, que supone un gasto importante para todos los bolsillos.

Pero este estudio del ‘Canal de Isabel II’ y ‘BSH Electrodomésticos España’ te va a sorprender… Resulta que con el uso del lavavajillas se consigue ahorrar hasta 30 litros de agua diarios en comparación con el lavado a mano. Y atentos, porque 27 litros son de agua caliente. De ahí que, al reducirse el consumo de agua caliente con el uso del lavavajillas, el consumo de energía es también menor, llegando a ahorrar 1,06 kilovatios diarios de energía.

El ahorro de agua anual podría ser, sin duda, realmente considerable.

Cocina estilo nórdico

Por otro lado, considerando el impacto medioambiental, la ‘Comisión Europea’ imponía ya en el año 2010 la obligación de incorporar el ecodiseño en lavadoras y lavavajillas.

Es decir, los electrodomésticos con la etiqueta energética de clase A consumen menos agua por lavado, en concreto unos 15 litros, frente a los 119 litros de agua empleada para lavar la misma cantidad en el fregadero. Además de consumir un 10 % menos de energía.

Aún así, como cada uno en casa tiene sus circunstancias y hábitos, te dejamos algunos consejos para ahorrar agua sea cual sea el método utilizado.

Trucos para ahorrar agua en el fregadero

  1. Cierra el grifo cuando no lo estés utilizando. Dejar el grifo abierto durante unos 15 o 20 minutos, que es el tiempo aproximado en el que se tarda en lavar los platos, supone una pérdida de un promedio de 100 litros de agua.
  2. Empieza lavando la loza menos sucia y sigue con los más grasos, como ollas y sartenes. Así, estos se podrán beneficiar mientras, del caudal de agua que ya estés usando.
  3. Echa un agua rápida por toda la vajilla y enjabónala posteriormente con el grifo cerrado. Aclara las piezas una a una dejando que el agua que cae vaya enjuagando el resto de cacharros apilados en el fregadero. Puedes llegar a ahorrar unos 20 litros aproximadamente.
  4. Procura, siempre que se pueda, lavar con agua fría. Recuerda que esto supone un mayor ahorro de energía.


Lavar en el fregadero

Trucos para hacer un buen uso del lavavajillas

  1. Espera a el lavavajillas esté lleno para ponerlo en marcha. En caso de que no puedas porque te urge, utiliza siempre la media carga, como con la lavadora. Ahora, suelen contar con un ‘modo eco’ para suciedad normal y ‘modo intensivo’ para niveles mayores.
  2. Antes de colocar los platos, retira bien los restos de comida; incluso pásale una servilletas para retirar, por encima, la grasa incrustada.
  3. Coloca las piezas de mayor tamaño cerca del exterior y deja el espacio adecuado entre los platos para que el agua llegue a todos los rincones. Intenta que las más grandes no tapen a las más pequeñas y verifica que las salidas de agua no queden obstruidas.
  4. Para mantener limpio el lavavajillas y sin malos olores, retira las rejillas y lávalas en el fregadero. Cada quince días, introduce un limón partido y pon un programa corto de lavado. Para las paredes del electrodoméstico, basta con pasar un paño humedecido en bicarbonato o vinagre blanco.

Con estos consejos, ¿has pensado ya cómo puedes empezar a ahorrar en la cocina?

Posts relacionados

Deja tu comentario

Comentarios 1

  1. juanita

    pienso que el lavavajillas gasta mas agua que lavar a mano con el grifo cerrado

    Responder