Trucos y tips

Consejos para limpiar tus alfombras en casa

limpiar alfombra

Con el calor ya instalado en nuestras vidas, es momento de preparar nuestra casa para el verano y eso significa limpiar las alfombras en casa para guardarlas durante los próximos meses. Pero ¿cómo hacerlo? Durante el invierno, es normal limpiarlas periódicamente con la aspiradora, pero ahora que vamos a guardarlas, es fundamental someterlas a un proceso de limpieza más exhaustivo. ¿Es posible limpiar las alfombras en seco?

Dadas sus dimensiones, lo más habitual es llevar las alfombras a una tintorería en estas fechas. Sin embargo, debes saber que también es posible limpiarlas en casa. Para ello, solo debes tener muy en cuenta de qué tipo de material está hecha la alfombra y cuál es el producto que la dejara libre de gérmenes y suciedad.

Alfombras de pelo largo

Limpiar alfombras de pelo largo puede parecer muy complicado, pero con el siguiente consejo tu alfombra parecerá como nueva. Y lo más importante, estará limpia y desinfectada.

  1. Lo primero que debes hacer es retirarla y colgarla al aire libre. Después, con un atizador, golpéala por el lado del pelo para que se desprenda todo el polvo que se ha ido acumulando durante todo el invierno.
  2. A continuación, diluye 50 ml de vinagre blanco en 250 ml de agua y vierte la mezcla en un difusor. Ahora, pulveriza bien toda la superficie de la alfombra y déjalo secar durante 3 horas al aire libre.

Alfombras de lana

Si tu alfombra es de lana, el procedimiento de limpieza de la alfombra es muy parecido al anterior.

  1. En este caso, también tienes que sacudirla de manera enérgica para poder extraer todo el polvo que sea posible.
  2. Después, para una limpieza más profunda, pásale la aspiradora y a continuación una esponja húmeda con vinagre y agua tibia.
  3. Y para manchas concretas, vierte un poco de bicarbonato sódico sobre la zona, déjalo secar y pásale la esponja para eliminar cualquier resto de suciedad. ¡Lista para guardar!

Alfombras de fibra natural

Las alfombras de fibra vegetal son muy delicadas a la hora de limpiarlas, pero no imposibles.

  1. Si quieres tener una alfombra natural en perfecto estado, nada mejor que limpiarla con agua y jabón natural de forma delicada con la única ayuda de un paño limpio y sin utilizar ningún tipo de producto químico.
  2. Después, la dejas sacar durante una hora alternando ratos al sol y ratos de sombra.

Alfombras de fibra sintética

Las alfombras sintéticas, ya sean de vinilo, polipropileno o plástico reciclado, son las más habituales del mercado.

  1. En este caso, si no puedes introducir la alfombra en la lavadora, lo suyo es que hagas una limpieza en seco y para ello, aspira bien la alfombra y a continuación, diluye un tapón de amoniaco en 250 ml de agua y pulveriza la mezcla por toda la superficie de la alfombra y después, con un cepillo, frótalo para eliminar cualquier resquicio de polvo y/o suciedad. 
  2. Cuando tengas la alfombra bien desinfectada, déjala unas 2 o 3 horas al aire para que se ventile y pierda el olor del amoniaco.

Cómo guardarlas alfombras

Una vez que ya tienes limpia y desinfectada tu alfombra, es momento de guardarla hasta el próximo otoño. La mejor forma de hacerlo es enrollarla y forrarla con papel de periódico, ya que absorbe la humedad y evita la aparición de ácaros. Colócala en horizontal y no pongas sobre ello nada que pueda aplastarla. Y ahora que ya no tienes la alfombra para proteger el suelo, deberás tener más cuidado con él, especialmente si se trata de suelos de madera. Toma nota de los siguientes consejos para limpiar correctamente la tarima flotante.

Posts relacionados

Leave a Reply