Trucos y tips

Cómo limpiar y mantener a punto tu ventilador de techo para el año que viene

ventilador de techo

Ahora que el verano ha quedado en un mero recuerdo, ha llegado el momento de preparar la casa para la nueva temporada, y eso pasa por guardar todo aquello que nos recuerde las altas temperaturas vividas durante estos últimos meses: bañadores, chanclas, pantalones cortos…¿Y qué hacemos con el ventilador del techo? Si eres de los que ha utilizado este método de climatización para mitigar el sofocante calor veraniego, seguramente quieras saber cómo limpiarlo y cuidarlo durante el otoño y el invierno para que pueda utilizarlo el  año  que viene, ¿cierto?

Antes de comenzar con las indicaciones, nos gustaría recordarte que son muchas las personas que utilizan el ventilador del techo en invierno. Evidentemente, no para que refresque el ambiente sino todo lo contrario, para calentar. La explicación a esta doble función reside en la tendencia del aire caliente a subir hacia arriba, concentrándose en la parte superior de la habitación. Gracias al  ventilador de techo, sus aspas redistribuyen el aire bajándolo; de esta forma, la casa se calienta de manera más rápida y eficiente.

¿Cómo usar un ventilador en invierno?

Para conseguir esta doble función, solo tienes que activar el modo invierno que incluye este tipo de ventiladores y que hace que las aspas se muevan en sentido de las agujas del reloj. Justo lo contrario que sucede con el modo verano.

En el caso de que tu ventilador de techo no tenga esta doble función, no te queda más remedio que limpiarlo y aguardar al próximo verano para volverlo a utilizar.

Eso sí, para que la próxima vez que lo utilices no te lleves un disgusto al ver que no funciona, es importante que adoptes unas serie de cuidados durante los próximos meses.

Son muy sencillos, como verás:

¿Cómo limpiar un ventilador de techo?

  • El ventilador de techo, como cualquier otro objeto, acumula polvo e incluso grasa, si está instalado en una cocina. Por eso, es importante mantener una rutina de limpieza frecuente, tanto en el verano como durante el otoño e invierno.
  • Lo primero que debes comprobar antes de empezar a limpiar es comprobar que el aparato está apagado. Y si es la última vez que lo vas a utilizar durante esta temporada, desconéctalo de la corriente de manera definitiva hasta el año que viene.
  • Para retirar el polvo, lo mejor es utilizar un trapo con agua o bien con un líquido no abrasivo. Como truco, te aconsejamos que uses una funda de almohada vieja para limpiar las aspas y así la suciedad no te caerá encima.
  • Pero el ventilador de techo no solo consta de aspas, también hay que limpiar el cuerpo, donde se encuentra el motor. Dada su delicadeza, lo mejor es retirar el polvo con muchísimo cuidado utilizando únicamente un trapo seco para conseguir el mejor resultado.

¿Y lubricarlo?

La limpieza no es la única tarea de mantenimiento del ventilador de techo, también hay algunos aparatos a los que hay que engrasar de vez en cuando para que así no chirríen cuando se les vuelva a poner en marcha. El ventilador de techo es uno de ellos.

Si este es tu caso, localiza el agujero para el aceite mirando la parte superior del motor, cerca del vástago inferior. Normalmente se ubica allí, y que por lo general está señalado.

A continuación aplica la cantidad de aceite que el fabricante aconseja y gira el rotor dándolo vueltas  o empujando suavemente las aspas para que el aceite se distribuya bien.

Y ahora que ya sabes cómo puedes mantener en buen estado el ventilador de techo, también es importante que aquellos que prefieran el aire acondicionado sepan cómo deben cuidarlo durante estos meses para que el año que viene esté en las mejores condiciones. Una pista, es fundamental saber cómo limpiar los filtros del aire.

Posts relacionados

Deja tu comentario