Recetas

Macedonia de frutas de temporada de invierno

Hablar de frutas de temporada, en muchas ocasiones, es un poco extraño, ya que podemos disfrutar de muchas frutas durante todo el año. Unas veces porque se cultivan en invernaderos y otras porque se exportan de otras zonas del planeta para que podamos disfrutar de ellas. Pero lo cierto es que comer frutas en la temporada tradicional es todo un disfrute.

Ventajas

Una de las principales es el precio. Suelen ser más baratas ya que el origen de este tipo de cultivos suele estar cerca. Cuesta menos transportarlas que si viniesen del otro lado del océano. Por otro lado el tipo de cultivo hace que estas frutas no pierdan sabor o propiedades.

Además, hay una razón extra muy importante y aquí habría que ir a una frase de abuela, “la naturaleza es sabia”. Sí, la naturaleza ha querido que en cada época del año disfrutemos de unas u otras frutas. En verano tenemos frutas muy ricas, con carotenos e hidratantes, en invierno otras cargadas de vitamina C, genial para los resfriados.

Macedonia de invierno

Una forma genial de disfrutar de ellas, no solo es comerla tal cual, también podemos preparar ricas recetas y uno de los postres que tienen más éxito es la macedonia de frutas. Y como no podía ser menos, la vamos a preparar con frutas de invierno.

Así que, más que un paso a paso, te vamos a hablar de los ingredientes que le podemos poner a nuestra macedonia para cuatro personas: 2 caquis, 8 fresones, 12 litchis, el zumo de 4 naranjas y 2 naranjas en gajos y 1 pomelo.

Caqui. Es una fruta dulce, siempre que esté maduro y nos puede contrarrestar el ácido del pomelo. El mayor potencial del caqui lo encontramos en su gran poder antioxidante.

Fresa o fresón. Nos encontramos en el principio de la temporada de fresas y fresones, así que, es un buen momento para añadir esta fruta a nuestra macedonia. Los componentes principales son los flavonoides, vitamina C, taninos, lecitina y pectina. Es una fruta depurativa, antiinflamatoria, astringente y muy buena para combatir el colesterol.

Litchi. Los lichis son una fuente de vitamina C muy importante ayudan a mejorar el aspecto de la piel ya que ayudan en el proceso de rejuvenecimiento de los tejidos.

Naranja. ¿Qué decir de las naranjas que no sepáis? Bueno, pues en primer lugar es que es una fruta que tiene una temporada, y ahora hay que aprovecharse. Una naranja contiene el 65 % de la vitamina C que necesitamos diariamente, por lo que es la principal fuente y muy buena para combatir refriados.

Pomelo. Vitamina C, alto contenido en minerales, licopeno, vitamina A y así una larga lista de componentes que hacen del pomelo un ingrediente ideal para dietas, para evitar la formación de piedras en el riñón, luchar con la hipertensión, etc.

Elaboración

La forma de hacer nuestra macedonia es muy sencilla. Limpiaremos bien las frutas, pelaremos las naranjas destinadas a sacar los gajos y los pomelos. Es decir, sin la parte blanca que amarga. También los lichis y caquis que trocearemos y las fresas que cortaremos en cuatro. Las naranjas y pomelos sacamos los gajos y troceamos y hacemos el zumo de las dos naranjas restantes.

Mezclaremos bien todas las frutas y dejaremos maridar. Puedes añadir un poco de azúcar, aunque preferimos que vayan al natural. También, se puede añadir algún licor (muy poca cantidad) como por ejemplo licor de cerezas, y de ese modo aprovecharemos un toque de sabor fresco y original con una fruta de otra temporada.

Posts relacionados

Deja tu comentario