Moda y belleza

Un buen pelo necesita una buena mascarilla natural

Nos encanta tener el pelo brillante y con un movimiento espléndido.

Usamos los mejores champús, acondicionadores y mascarillas, nos cuestan mucho dinero ¿pero has pensando en hacer tu propia mascarilla con elementos naturales?

Para cada cabello hay un tipo de mascarilla, por eso vamos a ver qué tipo de pelo tienes y a partir de ahí haremos una mascarilla u otra 🙂

Para cabello seco y sin brillo

Lo que necesitan estos cabellos son nutrición y brillo, por eso esta mascarilla va como anillo al dedo.

  • Un huevo.
  • Dos cucharadas de mahonesa.
  • Una cucharada de aceite de oliva.
  • Un aguacate (opcional).

Batimos el huevo y mezclamos todos los ingredientes. Esta mascarilla la aplicaremos con el cabello seco, de medias a puntas. Tápalo con papel de aluminio y date calor, durante no más de 10 minutos, con el secador.

Espera 30 minutos con el papel de aluminio puesto y después lava el pelo. Verás que pelo tan bonito queda.

Para cabello graso

Sabemos el dilema que tienen estos cabellos, encontrar champús y mascarillas para este tipo de pelo no es una tarea fácil. Necesitan productos que no aporten más grasa. Toma nota para fabricarte una mascarilla sencilla y que disfrutes de tu pelo.

  • Dos limones exprimidos.
  • Un huevo.
  • Un sobre de gelatina sin sabor.
  • Una cucharada de miel.

Mezclamos la gelatina con agua templada y echamos la miel. A continuación, agregamos el zumo de limón y el huevo batido. Mezclamos todo bien y después del champú te lo echas como una mascarilla normal. Esperamos 5 minutos y lavamos con agua fría. Si lo usas dos veces a la semana notarás que el pelo se te pone menos graso.

mascarillas naturales 2

Para cabello encrespado

Si estás harta de salir a la calle pareciendo que no te has peinado, aquí tienes una solución. Vamos a tratar estos cabellos desde el lavado.

  • Un plátano maduro.
  • Un limón exprimido.
  • Una cucharada de aceite.

Pelamos el plátano y lo batimos hasta que no queden grumos. Añadimos el zumo de limón y la cucharada de aceite. Lo mezclamos todo bien y nos los ponemos en el pelo desde la raíz hasta las puntas. Lo dejamos actuar durante media hora y lavamos el pelo con agua tibia.

Con estas mascarillas vas a lucir un pelo muy sano y brillante. No te des por vencida, para cada pelo hay un tratamiento específico.

Si por el contrario prefieres las mascarillas ya elaboradas, las puedes encontrar en tu tienda Clarel 🙂

Posts relacionados

Deja tu comentario