Trucos y tips

Método Marie Kondo: ordena tu casa al máximo

Marie Kondo

¿Eres incapaz de de ordenar tu casa? ¿No sabes por dónde empezar a recoger? El ajetreo del día a día te impide tener tu habitación tan recogida como quisieras? ¿No sabes dónde meter tu ropa nueva y en la cama canapé ya no coge nada más? Tranquila, hoy te ayudamos a poner orden en tu casa y en tu vida con el método Marie Kondo, un revolucionario sistema de almacenaje que cambiará no solo el aspecto de tu casa, sino hasta de tu propia vida.

¿Crees que exageramos? Pues sigue leyendo.

Según los expertos, existe un fuerte vínculo entre aquellos que viven en una casa desordenada y  los que padecen cierto caos interior. En otras palabras, el desorden de los objetos es el reflejo de cierto caos vital.

Antes de explicarte en qué consiste el método, debes saber que su creadora, Marie Kondo, es una japonesa que en los últimos años se ha convertido en una gurú del orden a nivel mundial, de hecho, está dentro del TOP 100 de las personas más influyentes según la revista Times,  desde que escribió el libro “La magia del Orden” donde detalla los principios en los que se  basa, y que se resume en:

“Tienes que tener las cosas almacenadas en el lugar adecuado y quedarte solamente con lo que realmente amas y te hace feliz”.

De este modo, el objetivo de Marie Kondo es, además de ayudarte a ordenar tus cosas, ofrecerte una terapia que llene de paz e inspiración tu vida.

método Marie Kondo

Paso a paso del método Marie Kondo

  1. Si estás decidido a poner en práctica el método de Marie Kondo, descubrirás que es muy sencillo. Solo tienes que tener claro ciertos aspectos: tira todo lo que no te haga feliz o no tenga un sentido profundo para ti.
  2. Almacena solo aquello que aporte alegría a tu vida.
  3. Ordena por categorías, no por lugar. Esto quiere decir que debes decidir ordenar TODA la ropa y no ordenar la habitación, por ejemplo.
  4. Comienza siempre por la ropa. La ropa es más fácil de tirar porque rápidamente se sabe si se usa o no.
  5. Organiza verticalmente la ropa que quede. Forma pequeños rectángulos con la ropa. Luego, guardala verticalmente. El resultado final es algo así como una biblioteca de prendas.
  6. No dejes nada para mañana. Lo mejor es comenzar y terminar de una vez con cada categoría. No dejes para más adelante.
  7. Da valor a los objetos que conserves. Si no tienen un significado, tampoco tienen por qué estar en tu casa.
  8. Haz la limpieza en soledad. Si buscas compañía, seguro que te persuadirán para no deshacerte de lo que debes tirar.
  9. No compres nuevos muebles para almacenar. Esto solo se debe hacer si no se cuenta con ellos. De lo contrario, los muebles que hay son suficientes.

Aprovechando que ahora llega el buen tiempo y es necesario guardar la ropa de invierno y sacar la de verano, pon a prueba tus conocimientos sobre cómo reorganizando los armarios.

Posts relacionados

Deja tu comentario