Niños y familia

¿Cuáles son los mejores métodos de ahorro?

metodos de ahorro

Ahorrar cuando se está a las puertas de las vacaciones parece un imposible. Sin embargo, nada más lejos de la realidad, si haces uso de nuestros métodos de ahorro el verano no provocará un agujero en tu bolsillo. ¡Toma nota!

Kakebo, el método japonés para ahorrar

A la hora de hablar de formas de ahorrar dinero, el primero que se nos viene a la mente es el Kakebo, el método japonés para ahorrar. Es un sistema de contabilidad muy sencillo, pero altamente efectivo, pues quienes lo practican aseguran que pueden llegar a ahorrar hasta un 35% más. ¿En qué consiste? Pues bien, se trata de anotar a diario en una agenda tanto los ingresos como todos los gastos, clasificándolos estos en las siguientes categorías: supervivencia (gastos imprescindibles); ocio (restaurantes, libros, ropa…) y extras, donde estarían el resto de gastos y los imprevistos. De tal manera que al finalizar el mes se sabe cuánto dinero se ha gastado y qué tipo de gastos se ha tenido. De esta forma, se puede saber cómo o de dónde hay que recortar los gastos. Por tanto, el kakebo es un método que ayuda a hacer un gasto mucho más eficiente.

La hucha, el método de ahorro más tradicional

Existen muchas apps que aseguran una forma de ahorrar dinero real, pero si lo tuyo no es la tecnología y no te fías de estas aplicaciones siempre puedes echar mano de la hucha de toda la vida. Vuelve a tu niñez y comienza a meter pequeñas cantidades de dinero en la hucha. Verás como en poco tiempo lograrás ahorrar una cantidad de dinero nada desdeñable.

Y si quieres un aliciente para ahorrar, ¿por qué no te pones un objetivo en el que gastar ese dinero? Por ejemplo, si empiezas ahorrar ahora puedes conseguir reunir el suficiente dinero como para haceros un viaje a final de año. ¿Te parece?

Gastar de manera eficiente

Otro método de ahorro es directamente gastar menos dinero ¿Un poco obvio verdad? No te estamos animando a que dejes de consumir, pero sí que lo hagas de una manera más eficiente. Es decir, evitando gastos con sobrecoste o superfluos. Para ello, cuando vayas al súper, aprovéchate de las ofertas de 3×2, los descuentos e incluso los cupones, físicos y online, con los que conseguir productos a menor precio es posible. Afortunadamente, las grandes superficies siempre tienen iniciativas de este tipo con el objetivo de incentivar el consumo de sus clientes. Además, no podemos olvidarnos de los productos de marcas blancas, cuyos precios son muy asequibles.

Otra alternativa de ahorro eficaz es consumir de manera eficiente suministros como agua, la luz y la calefacción. ¿Cómo? Consumiendo de manera responsable. Utiliza el agua solo cuando lo necesites y evita dejar el grifo abierto desperdiciando el agua. Lo mismo sucede con la luz. Aprovecha las horas de luz natural, utiliza electrodomésticos con la etiqueta de certificación electrónica…. Y en cuanto al aire acondicionado, evita poner el aparato a una temperatura demasiado baja mientras tienes abierta la ventana.

ahorrar en facturas

Todas estas medidas juntas, además de permitirte un ahorro económico considerable, suponen una mejora en el cuidado del planeta. ¿Se puede pedir más? Si pones en práctica todos estos consejos, lo más probable es que afrontes en una mejor posición los gastos que trae consigo la vuelta al cole. No obstante, también entonces puedes seguir los siguientes consejos para ahorrar en material escolar. ¿Quieres descubrir en qué consisten?

Posts relacionados

Leave a Reply