Belleza

La manicura de uñas blancas que triunfa entre las famosas

milky nails

Las milky nails es una tendencia de manicura que comenzó hace un par de temporadas pero que cada año alcanza a más adeptas. Tanto, que ya se le puede considerar mucho más que una tendencia y ha pasado a convertirse en un nuevo estilo de manicura que ha llegado para quedarse. Pero, ¿en qué consiste las milky nails y cómo se hace?

Tendencia milky nails: qué es

La tendencia milky nails es una forma de pintar las uñas con lacas de color blanco, dando sensación de haberlas pintado con leche. Suele ser una técnica muy utilizada en verano, pues realzan el bronceado. Y en invierno, dan un toque de elegancia y distinción.

  1. Lima

  2. Quita cutículas

  3. Aceite hidratante de manos y uñas

  4. Esmalte milky nails

  5. Base protectora de uñas

  6. Top coat

Paso a paso para hacer las milky nails

Tiempo necesario: 1 hora y 30 minutos.

  1. Quitar las cutículas

    Lo primero que hay que hacer a la hora de hacerse la manicura milky nails o cualquier otra, es quitar las cutículas. Para ello, ponte una gotita de aceite en la base de cada uña y haz un pequeño masaje. Esto hará que las cutículas se ablanden y sea más sencillo retirarlas. Coge un palito de naranjo y empuja la piel hacia atrás. Después, con unas tijeras las retiras y listo.

  2. Limar

    Ahora, comienza el proceso de limpieza de uñas. Es recomendable reducir el tamaño de la una. No es necesario que las cortes, a no ser que estén demasiado largas, basta con limarlas. Tanto la longitud como toda la superficie de la uña.
    La mejor forma de limar una uña es siempre del lateral al centro de la uña. Levantas la lima y vuelves del otro lado al centro. Y repite el movimiento hasta conseguir el largo adecuado. Si se liman en todas direcciones corremos el riesgo de levantar las escamas de la superficie y debilitar el borde de la uña, que se abre, desluciendo el esmaltado y provocando una menor duración.
    Siempre hay que comenzar por el lado más rugoso de la lima para dar forma y, con la cara más fina, redondea los bordes. 
    La forma de uña idónea para las milky nails es corta y ligeramente ovaladas.
     

  3. Tratar la piel

    Después de limar, hay que quitar el polvo y retirar las células muertas de las manos. Por eso, aplicaremos crema de manos.

  4. Aplicar la base

    El siguiente paso es aplicar una base que proteja y alise la superficie de la uña.

  5. Esmaltar

    A continuación, se pintan las uñas con el esmalte milky que elijas. Dejas secar unos minutos y vuelves a aplicar una segunda capa. No hay que olvidar sellar la punta, que no es otra cosa que pintar el borde de la uña para que así el color dure más.

  6. Proteger el color

    Por último, y tras comprobar que el esmaltado ya ha secado, se aplica un top coat para proteger el color y hacer que éste dure más.

Consejos para mantener la manicura

Y ahora que tiene las milky nails hechas toca mantenerlas en buen estado durante el mayor tiempo posible. Evidentemente, si usas top coat te van a durar más, pero también hay que tener ciertas precauciones:

  1. Usar guantes cada vez que se friega

  2. No morderse las uñas

  3. Usar top coat es imprescindible para disfrutar de unas milky nails en perfecto estado durante más tiempo

  4. Cuanto más hidratadas tengas uñas y cutículas, tú manicura durará más tiempo

  5. Retirar el esmalte de manera adecuada

Antes de hacer la manicura milky nails tienes que asegurarte que tienes las uñas en perfecto estado de revista. En el caso de que tengas una uña rota, es importante que la repares, ¿cómo? Descubre cómo arreglar una uña rota.

Leave a Reply