Hábitos saludables

Mitos sobre los hidratos de carbono

Mitos sobre los hidratos de carbono

Seguro que has oído a más de una persona asegurar que no se deben tomar hidratos de carbono por la noche, ya que no se digieren bien y se convierten en grasa.

Esta teoría se basa en que supuestamente el metabolismo del cuerpo baja de intensidad cuando dormimos, por lo que el cuerpo tendrá más dificultades para quemar las calorías. Esto se resumiría en que los hidratos de carbono se acumularán como grasa.

«No se deben consumir carbohidratos junto a las proteínas»

Esta afirmación es falsa, para empezar porque la mayoría de los hidratos de carbono también contienen proteínas.

Por tanto, si tomamos hidratos de carbono con proteínas, no estaremos excediendo necesariamente el aporte nutritivo, pues estos dos tipos de moléculas pueden complementarse para ayudarnos a alcanzar una dieta más equilibrada.

A dónde van a parar los hidratos de carbono

El metabolismo no está influido necesariamente por la hora del día. Además, la única razón por la que podría acumularse grasa sería si el aporte calórico de los hidratos de carbono es mayor de la energía que gastamos cada día. Por tanto, si caminas para ir y volver del trabajo, eres activo en general y de vez en cuando cenas un plato abundante en hidratos de carbono, el balance diario sería equilibrado, ya que el aporte calórico se compensa por todas las calorías quemadas a lo largo del día.

El cuerpo no solo almacena energía en forma de grasa, sino que almacena glucógeno que se usará como energía y solo acumulará los hidratos como grasa si superamos en más de 500kcal las que necesitamos cada día. Estas calorías que necesitamos dependerán de nuestro ritmo de vida y la energía que empleemos.

hidratos de carbono

También hay que saber que lo que ingerimos no va a ser utilizado como energía inmediatamente, sino que el cuerpo usará primero las reservas que tenga en el cuerpo (glucógeno, grasa…).

Si una persona necesita 400gr de hidratos de carbono al día e ingiere esa cantidad o menos durante la cena, nunca se va a acumular como grasa, pues no habrá sobrepasado los gramos diarios que necesita. El cuerpo seguirá usando como energía sus reservas acumuladas.

Pongamos las cosas en su sitio

La afirmación correcta respecto a los hidratos de carbono debería ser que estos pueden convertirse en depósitos de grasa si de manera sistemática superamos el aporte calórico diario recomendado para nuestra talla y peso.

Esto es independiente del tipo de alimento, por lo que la solución pasa por llevar una dieta sana y equilibrada. Otra cosa es que existan alimentos más consistentes que puedan hacerte pasar una mala noche por sentirnos demasiado llenos. Pero mientras comas de todo y con moderación, los hidratos de carbono son una fuente de energía muy buena para mantener el ritmo durante todo el día.

También te contamos los mitos de los alimentos light 😉

 

Posts relacionados

Deja tu comentario