Trucos y tips

No te olvides de limpiar tus lámparas

limpiar tus lamparas

Las tenemos presentes en todas las habitaciones y lugares de nuestra casa, las usamos todos los días para iluminar nuestro hogar. Pero ya sea porque están altas o porque nos olvidamos de su limpieza, son algo que no incluimos en nuestra lista de tareas diarias.

Para una limpieza completa debemos desmontarlas y limpiar todas las piezas por separado.

Cómo limpiarlas correctamente

Al menos una vez al mes conviene incluirlas en nuestra lista de limpieza. Antes de nada, las lámparas tienen que estar desconectadas de la electricidad. Si son focos de techo, lo mejor será que desconectes la electricidad de tu casa. En el caso de que sea una de pie, bastará con desconectarla de la corriente.

Si el foco tiene bombillas y lo acabas de apagar, primero tendrás que esperar para que se enfríen. Cuando ya estén frías, limpia las bombillas con un paño húmedo. Antes de volver a montar la lámpara, asegúrate de que las bombillas estén bien secas.

Para el resto de la superficie de la lámpara puedes preparar una mezcla de alcohol y amoniaco, rebajado con agua tibia, e ir frotando cada pieza y los recovecos de tu lámpara.

limpiar tus lamparasSegún el tipo de lámpara

Si son de cristal, lo mejor es que las limpies con un paño específico solo para cristales. Lo bueno de este tipo de lámparas es que puedes utilizar limpiacristales para conseguir un mayor brillo. En el caso de que haya alguna marca que no consigas eliminar, haz una mezcla de agua y amoniaco, frota el cristal con un paño y verás como las manchas desparecen.

Para las lámparas de araña prepara una mezcla de alcohol, jabón y agua. Lo mejor es ponerlo en un rociador y aplicarlo directamente sobre la superficie, teniendo especial cuidado con los cables. A continuación, sécalo todo bien con un paño y asegúrate de que no queda ningún rincón húmedo.

En el caso de que sean de tela o de papel, en el primer caso lo mejor es que pases con cuidado un aspirador; si hay alguna mancha, frota directamente las manchas con espuma en seco. Para las lámparas de papel utiliza un trapo con mucho cuidado.

 

También te contamos cómo limpiar la cristalería 😉

Posts relacionados

Deja tu comentario