Hábitos saludables

Pilates: potencia tu fuerza muscular y tu flexibilidad

pilates

Desde hace ya unos años, el pilates ha dejado de ser una novedad o una moda para convertirse en todo un referente en la vida de muchas personas. Y es que sus propiedades como potenciador de la fuerza muscular y la flexibilidad , además del equilibrio emocional que alcanzan todos aquellos que lo practican, le han convertido en una de las disciplinas más demandadas en gimnasios y centros especializados.

Y no es de extrañar, pues todos aquellos que lo prueban quedan enganchados al método pilates, destacando la inmediatez de sus resultados tanto a nivel físico como mental.

¿Por qué debes practicar pilates?

A diferencia de un entrenamiento de musculación, el método pilates busca trabajar todas las partes del cuerpo por igual en cada sesión, a través de ejercicios que mejoran la fuerza muscular, ayudando a conseguir unos músculos más fuertes, definidos y resistentes; y la flexibilidad, pues las posturas y estiramientos consiguen unos músculos más largos. Sin olvidar que con todo ello se consigue alcanzar una paz interior difícilmente equiparable a la que se logra con otras técnicas deportivas.

Por tanto, si estás buscando una actividad con el que trabajar todo el cuerpo, te ayude a tonificar y además te ofrezca la posibilidad llegar a un equilibrio entre el cuerpo y la mente, el pilates es tu deporte.

Además de sentirte más tonificado, flexible y tranquilo, también notarás los siguientes efectos:

Respiras mejor y tu circulación mejora

En el pilates, la respiración es fundamental pues cada ejercicio lleva asociado un tipo de respiración determinado. Cuando tengas dominada cada postura, notarás que tu respiración en general ha mejorado y con ella, la circulación sanguínea.

Di adiós a los dolores corporales

La mayoría de los dolores corporales están producidos por una mala posición corporal. Con el pilates aprenderás a mantener la espalda recta, contrayendo el estómago y poniendo los hombros correctamente.

Conocerás el autocontrol

Como ya te hemos dicho anteriormente, este deporte no solo se trata de trabajar el control físico sino también mental. En cada sesión necesitas concentrarte tanto en que tus músculos trabajen adecuadamente que hará que aprendas a controlar tu cuerpo y tu mente.

A tope de energía

En cuanto acumules algunas sesiones de pilates, descubrirás como tu nivel de energía ha aumentado considerablemente. Y es que al mejorar la circulación sanguínea y mejorar la respiración te encontrarás más ágil y con ganas de moverte.

Pierde peso

Todos aquellos que busquen adelgazar también pueden encontrar en el pilates a un perfecto aliado para conseguir su objetivo. Aunque eso sí, deben complementar la actividad con algo de ejercicio aeróbico que le haga quemar calorías. Sin embargo, debemos advertirte que con esto no será suficiente. Si éste es tu caso, te recomendamos que para perder peso de una manera sana y gradual debes seguir una dieta sana y equilibrada donde no deben faltar la carne, verdura, pescado y frutos secos.

Pero si tú eres de los millones de adictos del pilates y  ya dominas todas las posturas del método, atrévete a dar un paso más y prueba con el body balance.  Se trata de una nueva disciplina deportiva que aúna, además del pilates, el tai chi y el yoga.

Posts relacionados

Deja tu comentario