Niños y familia

Planes en familia: patinar sobre hielo

En estas temporadas de tanto frío, a veces nos volvemos perezosos y nos cuesta más salir de casa. Pero existen muchas actividades invernales con las que disfrutar de un rato de familia entretenido y original.

Una de ellas es el patinaje sobre hielo. Además de ser uno de los planes más populares de otoño e invierno, es una actividad fantástica que combina ejercicio y mucha diversión. ¡Te contamos algunos detalles a tener en cuenta si te apuntas a este gran plan!

¡Hay que abrigarse!

Esto es lo más importante si el plan es patinar sobre hielo. Aunque las pistas a veces estén cubiertas, el suelo es puro hielo y por ello hará bastante frío. Hay que ir bien abrigado, con varias capas para aguantar el frío y poder disfrutar al máximo de la actividad. ¡Recuerda, los guantes y la bufanda son imprescindibles! Si te apetece, también puedes ponerte un gorrito o alguna de esas cintas para la cabeza que están tan de moda. ¿Quién dijo que los modelitos invernales fueran menos chic?

Llevar suficiente dinero

Parece tan evidente… ¡que engaña! Es importante tener una idea del coste total de la actividad antes de salir de casa para asegurarnos de llevar dinero suficiente. El precio final incluirá el coste de la sesión, el alquiler de los patines y el de la taquilla. Este último es opcional, pero muy recomendable ya que te permitirá dejar bolsos, mochilas y todo tipo de objetos personales a buen resguardo hasta que hayas terminado. Además, el patinaje suele ser una actividad de mañana o tarde, por lo que es posible que después te apetezca sentarte a comer o a tomar algo con tu familia o amigos. ¡Así evitarás tripas hambrientas!

Atreverse con las piruetas

Sin asustarse, ya que existen piruetas sencillas que se pueden aprender bastante rápido. Por ejemplo, la “vuelta del ángel” o el patinaje hacia atrás. Al principio cuesta un poco pillarlo, pero es cuestión de intentarlo varias veces hasta que salga. ¡El resultado queda súper profesional! Si te resulta complicado, siempre es más fácil hacerlo agarrado a alguien. También puedes formar un trenecito familiar o patinar de la mano. Pero máximo dos o tres personas, para evitar cortar el paso a los demás patinadores.

Clases de patinaje artístico

Para todo aquel que disfrute patinando, existen clases de patinaje artístico, particulares o en grupo, para perfeccionar la destreza sobre el hielo. Es un deporte divertido, lleno de posibilidades y muy popular entre todas las edades. Además, combina el patinaje, el arte y la danza todo en uno, y ofrece espectáculos difíciles de olvidar. ¿A qué esperas?

Posts relacionados

Deja tu comentario