Niños y familia

Potitos y papillas de frutas: vitaminas para tu bebé

comida bebés

A partir de los 6 meses de edad se puede empezar a introducir las primeras frutas a nuestros bebés, un complemento que les aporta un extra de proteínas en su alimentación infantil.

Una etapa crucial para la introducción de sus primeros alimentos sólidos, ya que los peques pasan de succionar la leche a deglutir también alimentos.

Es verdad que en caso de emergencia o cuando vamos a salir por ahí, siempre recurrimos a los famosos potitos para darles la merienda en cualquier lugar.

La ventaja innegable para nosotras mismas, es el tiempo. Muchas veces no podemos dedicar todo el tiempo que desearíamos para elaborar la comida o la merienda del chiquitín de la casa, pero la mayoría de veces, el trabajo nos lo impide.

¿Qué aportan los potitos a nuestros bebés?

Lo primero que debes fijarte a la hora de comprar este tipo de productos, es que sean lo más naturales posibles, ya que siempre queremos lo mejor para nuestros niños, ¿verdad? Y la mayoría de estos productos llevan demasiados azúcares añadidos que no son nada recomendables.

Lo que aportan estos productos son principalmente vitaminas como la C, ácido fólico y betacaroteno (provitamina A). Nutrientes reguladores como la fibra, vitaminas, minerales y oligoelementos, como el magnesio, potasio, etc. Son propiedades que necesitan los más pequeños para su crecimiento y desarrollo a partir de los 6 meses.

¿Quieres aprender a hacer tus propios potitos?

Pues es muy sencillo, tan solo necesitarás los ingredientes que más te gusten y unos botes de conserva esterilizados en buen estado.

Para ello limpia y pela bien todas las verduras o frutas que vayas a utilizar, y en el caso de las hortalizas tendrás que cocerlas previamente. El siguiente paso para los dos tipos de potitos es triturar todos los ingredientes de forma que queden bien integrados.

Ahora debes meter los purés en los botes de conserva, y a continuación ponerlos al baño maría para que hagan el vacío.

Y ya lo tienes, ahora los más pequeños podrán disfrutar de tus potitos allá donde vayáis.

Posts relacionados

Deja tu comentario