Recetas

Prepara un roscón de Reyes delicioso

roscón de reyes

Si hay algo que nos gusta por estas fechas son los dulces. Como siempre, nos gusta terminar las fiestas a lo grande.

Cada año ponemos punto y final a las fiestas de Navidad con el ansiado roscón de Reyes. Pero, ¿de dónde viene esta tradición?

La tradición

El origen del roscón se remonta a la época romana, en concreto a la llamada “Fiesta del Esclavo” que celebraba el fin de los trabajos en el campo. Con el paso de los años esta fiesta se fue popularizando y las familias se reunían para comer el roscón y ver a quién le tocaba la preciada haba, “coronando” a esa persona como “Rey del haba” durante esa fiesta.

Se dice que a España no llegó hasta la dinastía de los Borbones, tras lo que se fue extendiendo poco a poco por todo el país.

Hoy en día casi todos los hogares españoles se hacen con un roscón de Reyes en estas fechas. Todas las roscas guardan en su interior un haba y una sorpresa, a quien le toque el haba tendrá que pagar el roscón, mientras que al afortunado que encuentre la sorpresa le acompañará la suerte.

¿Pero cómo hacer el roscón perfecto?

Ingredientes

  • Mantequilla (40 gr.)
  • Ron (20 ml., tipo añejo).
  • Azúcar (40 gr.)
  • Frutas confitadas (35 gr.)
  • Huevos (1 ud.)
  • Harina (200 gr.)
  • Levadura en polvo (medio sobre).
  • Limón (medio, solo la corteza).
  • Naranja (media, sólo la corteza).
  • Sal (una pizca).
  • Aroma agua de azahar (20 ml.)
  • Huevos (para pintar).

Paso a paso

En primer lugar, comienza rallando la cáscara de naranja y limón. Cuando tengas la ralladura preparada, pon a fundir la mantequilla en una cazuela y vete añadiendo la ralladura, el azúcar, el ron, la sal y el agua. Déjalo a fuego lento hasta que vaya cogiendo consistencia.

prepara este roscón de reyesEn un recipiente pon un poco de agua tibia y diluye la levadura; añade los huevos y la harina. Vete mezclándolo todo bien hasta que consigas una masa sólida.

Cuando tengas ambas masas bien unificadas y sólidas, júntalas hasta que consigas una masa homogénea.

Ya con las manos, amasa bien la mezcla hasta que consigas la masa deseada. ¡Ha llegado el momento de dejar la masa reposar! Tápala con un paño durante una hora.

A continuación, haz la forma del roscón y vete precalentando el horno a 180 grados.

Pinta el roscón con huevo batido y colócalo en una bandeja con papel de horno. Hornéalo durante 30 minutos.

Por último, puedes adornar tu roscón como más te guste, con merengue, con frutas confitadas, con almendras laminadas… ¡Como quieras!

Y lo más importante, no olvides introducir el haba y la sorpresa.

Posts relacionados

Deja tu comentario