Moda y belleza

¿Qué cazadora de cuero te favorece?

Se acerca el otoño, y con él, el conocido como entretiempo: no hace suficiente frío como para ponerse un abrigo, pero tampoco está la cosa como para salir a la calle con un jersey fino. Para estos casos, existe una prenda que nunca falla: la cazadora de cuero. Además de abrigarnos un poco cuando la temperatura ya empieza a ser fresca, combina con todo y es atemporal, por lo que te durará muchos años y seguirá estando de moda. Pero, ¿cuál es la que mejor se adapta a tu figura? Hoy hacemos un repaso de los distintos modelos para que elijas la que mejor te quede.

cazadora cuero pull & bear

Según el look que quieras conseguir, te convendrá más una que otra. La variedad de estilo de cazadores es enorme. Por ejemplo, si tu estilo es más rockero, una cazadora con cremalleras, hombreras y solapas es para ti. Sin embargo, si quieres dar un toque rock a tu estilo pero sin pasarte, puedes apostar por una cazadora con un cuello normal, sin solapas.

Las cazadoras combinan con casi todo nuestro armario. Puedes llevarlas con unos vaqueros y unas zapatillas para lograr un estilo casual. Si escoges combinar un vestido femenino con una chaqueta de cuero, estarás apostando por una mezcla de estilos con mucha personalidad. Incluso, puedes romper un estilo formal de falda de tubo y sandalias de tacón con un detalle más informal, como es una cazadora de este estilo.

Cazadoras según el tipo de cuerpo

Si eres ancha de hombros, no querrás recargar la zona superior. Por eso, lo mejor es una cazadora recta, que no esté muy ceñida a la cintura, ya que hacer más pequeña esa zona agrandará visualmente los hombros. Opta también por un cuello mao, sin solapas, y por supuesto, aléjate de las hombreras.

En cambio, si tu cuerpo es más bien recto y quieres crear la ilusión de curvas, elige una cazadora corta y ceñida a la cintura. Así, al ceñirse en el centro del cuerpo, creará volumen en los hombros y las caderas.

cazadora cuero h&m

En cuestión de cazadoras, la altura sí importa. Si eres bajita, es mejor que te alejes de las cazadoras largas y holgadas. Corres el riesgo de que la chaqueta te consuma por completo. Mejor decántate por una corta y algo ceñida, que mantenga tus proporciones.

Lo contrario ocurre si lo que quieres es disimular caderas: las chaquetas cortas sólo las enfatizarán más. Pero si optas por una que caiga justo por encima de las caderas, las suavizará, y no parecerán tan anchas.

Imágenes vía Zara, H&M y Pull & Bear.

Posts relacionados

Deja tu comentario