Trucos y tips

¿La fruta se puede congelar?

que frutas se pueden congelar

¿Has comprado mucha fruta, pero no te da tiempo a comerla y temes que se estropee? ¡Pues congélala! Sí, sí has leído bien. La fruta también se puede congelar, aunque es cierto que hay algunas variedades que se prestan mejor que otras. ¿Quieres saber qué frutas se pueden congelar y cómo hacerlo? Pues no te pierdas el post de hoy.

¿Qué frutas se pueden congelar?

Como regla general, podríamos decir que todas las frutas se pueden congelar, aunque dependiendo del tipo de fruto del que estemos hablando, tendremos que hacerlo de una manera u otra para obtener un buen resultado. 

Así, los frutos rojos y los cítricos, previamente separados los gajos, son las frutas que se pueden congelar crudas. Para el resto, en mayor o menor medida, será necesario algún tipo cocción.

Pero sea como sea, lo importante es que congelemos la fruta en su punto justo de consumo. Ni dura ni ya madura. Pero veámoslo más detenidamente.

¿Cómo congelar la fruta?

En el caso de la fruta que se puede congelar cruda, lo mejor es lavarla bien y córtala en trozos pequeños o en gajos, en el caso de los cítricos, y guardarlo en tuppers o bien bolsas de congelador con cierre hermético.

Y en el caso de las que necesiten medidas especiales, lo mejor es que veamos cómo ha de congelarse la fruta más común:

Manzanas: Debido a que se oxida muy rápido, la mejor manera de congelar manzana es haciendo antes una compota con ella. Después la introduces en un tupper y puede mantenerse congelada durante seis meses como máximo.

-Melocotón: Esta fruta puedes congelarla cruda, deshuesándola y cortándola en dos. O bien, hacerlo en almíbar y después congelarlo. Podrás comerlo sin ningún problema hasta ocho meses después.   

Naranjas: Como el limón y todos los cítricos peladas y en gajos. También en zumo. Puedes mantenerla en el congelador durante un año.

Plátano:  Tal y como le sucede a la manzana, también los plátanos experimentan la oxidación muy rápido. Para congelarlos, lo mejor es que los tritures y formes un puré y después rocíes unas gotitas de zumo de limón para que se conserve mejor.   Así pueden estar durante ocho meses como máximo.

Pera: Antes de congelar una pera, pélala y quítale las pepitas. También puedes congelarla cruda o en almíbar, como en el caso del melocotón. Incluso, si decides hacer un puré, cuando lo descongeles, puedes utilizarlo para hacer un sorbete. Se puede conservar a temperaturas bajo cero de 10 a 12 meses.

Pomelo: Como sucede con los cítricos, puedes congelar los pomelos siempre y cuando antes los peles y los dividas en gajos. O si lo prefieres, congela su zumo. Es una fruta que conservará sus propiedades durante diez meses sin ningún problema.  

pomelo

-Albaricoque: El albaricoque es muy similar al melocotón y por tanto su proceso de congelación es igual que éste. Congélalo con almíbar, partido en dos y retirando el hueso.  

-Cerezas: Las cerezas son una fruta de temporada, pero si las congelas, podrás disfrutar de tu fruta preferida durante todo el año. Para ello, lo mejor es que las deshueses y las congeles con azúcar. O incluso, puedes hacerlo enteras.

-Ciruelas: Congelar ciruelas es fácil y permite hacerlo utilizando varias técnicas: puedes congelarlas en azúcar, haciendo un almíbar o bien en compota. ¿Cuál eliges? 

Fresas: La mejor manera de congelar fresas es haciendo un puré con ellas y añadirle unas gotitas de limón. Estarán perfectas durante 10 meses.

Al igual que la fruta, el resto de los alimentos que se pueden congelar también requieren unas formas distintas de hacerlo. Si no recuerdas cuánto duran los alimentos congelados, no te preocupes porque nosotros te lo recordamos.

Posts relacionados

Leave a Reply