Recetas

Receta de granizado de sandía

No hay mejores recetas que las que se disfrutan en verano doblemente. Sí, nos referimos a las que son refrescantes y además tardamos muy poco tiempo en hacerlas. Hoy, te traemos un granizado de sandía que te dejará helado.

¿De cuántas formas has comido ya sandía este verano? Seguro que como más triunfa es sola y casi en cualquier momento del día. Otras formas la incluyen en helados o incluso se puede comer a la plancha y añadirle chocolate… Si no conoces esta última forma, te la aconsejamos.

Además, como buena fruta de carne roja es muy beneficiosa para la salud. Aunque ahora no nos vamos a detener en sus múltiples beneficios para nuestro cuerpo. Queremos que empieces a disfrutar.

Al contrario de lo que ocurre con muchos granizados en los que hay que hacer una infusión del ingrediente principal en un almíbar, en esta receta vamos a cambiar las tornas, y va a ser prácticamente todo fruta.

Personas | 4
Tiempo de elaboración | 20 minutos
Dificultad | Fácil

Ingredientes

800 g de sandía, 8 cucharaditas de azúcar y 600 g de hielo picado.

Granizado de sandía

Cómo hacer granizado de sandía

Empezaremos limpiando la sandía de corteza y pepitas y la troceamos en dados que podemos meter en una bolsa de congelar. Y eso será lo que haremos, introducimos la bolsa en el congelador y esperamos un tiempo prudencial. Lo mejor será hacer este paso el día antes.

Al día siguiente, sacamos la bolsa y la ponemos en el vaso de una batidora junto con el azúcar y el hielo y trituramos. Es importante que la batidora tenga mucha potencia para hacerlo en poco tiempo para que no se derrita y quede bien pulverizado.

Consejos

Servimos el granizado rápidamente en vasos y decoramos con trozos de sandía. Un consejo, si la fruta es demasiado dulce te puedes ahorrar el añadir azúcar, de este modo tendrás un refresco más sano todavía.

¿Conoces otra manera más fácil de prepararla?

Posts relacionados

Deja tu comentario

Comentarios 1