Recetas

Receta de ternera guisada al vino tinto

La cuchara de madera, el “chup chup” de la cazuela a fuego lento y el aroma de un buen guiso. Si lo sumamos a un día fresco de otoño y una buena compañía a la mesa tendremos la receta perfecta de fin de semana. Una receta fácil y sencilla como la ternera guisada al vino tinto que te presentamos hoy.

Te enseñamos las claves para la elaboración de hoy y algunos aspectos muy importantes como son:

  • Ternera de calidad. Es lógico pensar que si el ingrediente principal es la ternera necesitaremos carne de calidad. La cortaremos en trozos pequeños de tal forma que sea fácil de cocinar. Y muy importante que sean todos del mismo tamaño con el fin de que se cocinen a la vez y lleguen a tener un mismo tacto en boca.
  • Un buen vino tinto. Hay una lección muy importante en cocina y se resume con la frase, “no cocines con un vino que no servirías después en la comida”. ¿Qué vino servirías? Pues cocina con ese.
  • Tiempo y tiempo. Cocina a fuego lento durante mucho tiempo, al menos dos o tres horas. Dependiendo el tamaño de los trozos de ternera que hayas utilizado.

Si sigues estas recomendaciones seguro que te saldrá un estofado de ternera perfecto.

Ingredientes

600 g de ternera para guisar, ½ litro de vino tino, 2 zanahorias, 1 rama de apio, 1 cebolla o 2 partes blancas de puerro, 2 patatas, dos cucharadas de harina, pimienta, sal y aceite de oliva virgen extra.

Cómo hacer ternera guisada al vino tinto

Por lo general, la carne ya viene cortada, lo que nosotros haremos será cortarla en trozos más pequeños con el objetivo de que una vez en la mesa no haga falta usar el cuchillo y además, de esta forma, conseguiremos que se haga antes y quede más tierna y jugosa.

Después la salpimentaremos y enharinamos ligeramente. En una sartén con un poco de aceite la doramos ligeramente y retiramos a un plato con papel absorbente para que chupe el exceso de aceite.

Mientras la carne se va dorando preparamos el fondo de hortalizas. Cortamos la cebolla en trocitos pequeños la zanahoria y apio en rodajas. En una cazuela lo doramos ligeramente e introducimos la carne. Removemos bien.

A continuación, añadimos el vino tinto y la misma cantidad de agua y unos granos de pimienta. Dejaremos cocer con la cazuela tapada a fuego lento, con un ligero hervor.

Por otro lado prepararemos las patatas. Las pelamos y cortamos en dados pequeños que freiremos en abundante aceite hasta que estén dorados.

Cuando queden 5 minutos de cocción probaremos el punto de sal y rectificaremos si es necesario. Por último incorporamos las patatas y dejamos cocinar dos minutos.

Presentación

Como ves en la foto hemos decidido hacerle una presentación muy otoñal, incluso nos puede servir como plato para Halloween si encontramos unas calabazas pequeñas como las de la foto y podemos servir el guiso dentro. Con la carne de las calabazas podremos hacer una crema para otra ocasión.

Posts relacionados

Deja tu comentario